Se trata de José Luis Soto, atacante de Romina Regis. Si bien estaba previsto que este lunes saliera de la cárcel, se especulaba con una extensión de la prisión preventiva por una denuncia de amenazas.

Finalmente, la Justicia pampeana le otorgó la prisión domiciliaria a José Luis Soto, el agresor de la docente de Caleufú Romina Regis quien planteó -públicamente- sus temores ante la inminente salida de la cárcel de su atacante.

Si bien estaba previsto que este lunes saliera de prisión, se especulaba con una extensión de siete días de la prisión preventiva en el marco de una denuncia por amenazas.

De todos modos, Soto tiene una audiencia prevista por esa otra causa el próximo viernes. Ahí se definirá si seguirá unos días más encarcelado.

Tal como públicó El Diario, Regis contará por 90 días con protección policial. La docente de Caleufú manifestó su agradecimiento por las medidas judiciales que se tomaron para protegerla, pero dijo que tiene miedo por su familia, ya que nadie le asegura que su victimario no ataque a algún familiar de ella.

El sábado se organizó una importante manifestación en Caleufú. La marcha se llevó adelante en la plaza de la localidad y contó con el apoyo de muchos vecinos: "Se me juntaron un montón de sensaciones, de ahogo, de emoción de ver a mi familia y un montón de mujeres de todas las edades. El acompañamiento la verdad fue muy grande", contó Romina.

"Lamentablemente uno se tuvo que exponer de esa manera para que la Justicia me escuche, y estar expuesta implica un montón de cosas porque no estoy sola, sino también mi familia que hoy también está en peligro", dijo.

Relató que el viernes se reunió con personal de la Subsecretaría de la Mujer, que "fueron las que me informaron las medidas que me daban por mi seguridad".