Pais

Descongelan las dietas de diputados y senadores desde el año que viene

Las presidentas de ambas cámaras, Cecilia Moreau y Cristina Fernández de Kirchner, firmaron una resolución conjunta en respuesta a un pedido de los bloques del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Los diputados cobran hoy cerca de $390.000 de bolsillo.

La presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y su par de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, firmaron una resolución conjunta para descongelar desde el año que viene las dietas de los parlamentarios nacionales, de modo que se actualicen automáticamente conforme a los acuerdos paritarios de la Asociación del Personal Legislativo (APL).

Los bloques mayoritarios, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, enviaron una nota junto a otras bancadas pidiendo la actualización de las dietas.

Según se supo de fuentes parlamentarias del oficialismo, actualmente el sueldo de un diputado nacional "ronda los 380 y 390.000 pesos netos".

La medida deroga un artículo de una resolución de meses atrás que establecía el congelamiento de las dietas de legisladores y personal jerárquico de las cámaras legislativas.

El julio pasado, la paritaria de APL cerró un aumento del 69% para todo el personal legislativo, pero en medio de la crisis económica, para evitar pagar un posible costo político, Cristina Fernández y el entonces titular de Diputados, Sergio Massa, firmaron una resolución que disponía que cualquier suba de dietas de legisladores nacionales debía ser votada en el recinto de ambas cámaras. 

En este contexto, los legisladores tampoco quisieron pagar el costo político y se quedaron sin aumento en sus dietas durante este año.

Con el descongelamiento, los diputados y senadores, que se quedaron fuera del incremento fijo de 30.000 pesos dispuesto la semana pasada para trabajadores legislativos, volverán a percibir aumentos salariales en 2023.

La resolución conjunta del Senado y Diputados que dispuso el otorgamiento de esa suma para todos los trabajadores del Congreso, a excepción de legisladores y personal jerárquico, se firmó el 16 de noviembre pasado.

Con ese incremento fijo y uniforme, la vicepresidenta metió presión al Gobierno para que haga lo propio con un decreto que impacte en el salario de todos los trabajadores, en línea con un reclamo que su hijo, Máximo Kirchner, y ella misma vienen planteando insistentemente desde hace meses.

También te puede interesar...