El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 17 de mayo de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Con actos en todo el país, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina recordó este martes al fotógrafo asesinado el 25 de enero de 1997, bajo el lema "No hay democracia sin justicia. No hay justicia sin verdad y no hay verdad sin memoria".

 La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) conmemoró este martes con un acto presencial llevado a cabo en el barrio de Balvanera los 25 años del asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas, y los organizadores del homenaje afirmaron que el crimen del trabajador de prensa fue "un acto para amedrentar al periodismo y la sociedad".

Al acto asistieron además representantes de los sindicatos de prensa, y se convocó bajo la consigna "No hay democracia sin justicia. No hay justicia sin verdad y no hay verdad sin memoria".

"El 25 de enero de 1997 José Luis fue hallado esposado, con signos de haber sido brutalmente golpeado, con dos tiros en la cabeza, dentro de su auto calcinado, en un descampado en General Madariaga", comenzó su discurso Eva Cabrera, fotoperiodista de la agencia Télam y la primera mujer en presidir Argra.

Al hablar en la puerta de la sede central de la Asociación, Cabrera afirmó que "gracias a la lucha que desde el primer día se encaró desde Argra y el apoyo explicito de la sociedad, la investigación judicial pudo avanzar y averiguar el modo en que actuaron los responsables e intelectuales del crimen".

"Las y los reporteros gráficos nos movilizamos inmediatamente para presionar y romper el muro de ocultamiento corporativo mediático policial", reafirmó la dirigente de la entidad de los reporteros gráficos.

A las 11 de la mañana, desde la sede central de Argra en Venezuela 1433, Cabrera calificó al homicidio de Cabezas fue como "un acto de amedrentamiento al periodismo independiente en su conjunto, a la sociedad, a sus dirigentes políticos y sociales comprometidos" y el pedido de justicia por su muerte se convirtió en "un símbolo de la lucha contra la impunidad".

Con emoción, Cabrera recordó a Osvaldo Baratucci, fotógrafo, docente y expresidente de la Asociación, que falleció el 30 de diciembre pasado y quien "se puso en sus hombros esta lucha colectiva que se encaró desde Argra" para lograr que la justicia investigue el asesinato de José Luis Cabezas.

Al concluir el acto, la fotoperiodista señaló a Télam que "la mayor parte de los socios y socias que ahora están ingresando" a la entidad cuando falleció Cabezas "eran muy pequeños y pequeñas o no habían nacido", y destacó la importancia de hacer un "ejercicio de memoria continua".

"Es un Nunca Más para nosotros, esto fijó un límite. Tiene que ver con la lucha colectiva y con nuestro reclamo. Decir 'nunca más' a un periodista asesinado, no vamos a permitir que nadie lastime a nuestros compañeros y compañeras", sentenció.

En línea con eso, la periodista y titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, destacó en diálogo con Télam la importancia de que "la sociedad toda haya salido a la calle para plantarse frente a la impunidad, frente al poder", tras el homicidio de Cabezas, y eso fue " lo que garantizo que nunca más hubiera un periodista asesinado en Argentina".

En representación de los sindicatos de prensa, estuvieron presentes el titular del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), Antonio "Chiche" Guillen, y la Secretaria General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), Carla Gaudensi, quien se manifestó en contra de las "distintas formas de coartar la libertad de prensa", y en defensa de las "luchas colectivas, en las calles, en las redacciones", durante el acto.

También declaró a Télam que el asesinato de Cabezas es "un hecho que motivó una "lucha que se llevó adelante de manera colectiva" y "una bandera que para nosotros como trabajadores y trabajadoras significó el Nunca Más".

Para dar cierre al acto, la presidenta de Argra, Cabrera, leyó un documento final donde recordó algunas palabras dichas durante el juicio por el asesinato de Cabezas: "Como dijimos en el juicio, lo asesinaron desde la impunidad, para demostrar impunidad y para garantizar impunidad. Los y las reporteros gráficos, dijimos "No se olviden de Cabezas, la impunidad de su crimen será la condena de la Argentina".

Y añadió: "Fuimos al juicio como Argra, uniendo nuestra suerte a la de su familia. Tenemos la certeza de haber mandado a la cárcel a los culpables. Todos los que fueron a la cárcel eran culpables, lo que no quiere decir que todos los culpables estén presos".

Adhirieron también al acto la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro y el Frente Sindical para el Modelo Nacional Confederación General del Trabajo.

A lo largo del día se realizarán actos en conmemoración en distintos puntos del país bajo la consigna "No hay democracia sin justicia. No hay justicia sin verdad y no hay verdad sin memoria".

Los actos en Pinamar

En tanto, en la localidad balnearia se recordará a Cabezas con una serie de actividades en el monolito de la ciudad, donde encabezados por Gladys Cabezas, la hermana del trabajador de prensa, familiares y amigos plantarán un árbol como hacen de forma habitual todos los años para esta fecha.

A las 19, en la cava donde hallaron muerto a Cabezas se va a plantar por primera vez un árbol y se hará un acto. A las 20 se inaugurará una muestra con un video, en la Casa de la Cultura en Madariaga.

Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 en la localidad bonaerense de Pinamar, en un hecho perpetrado por una banda vinculada al empresario postal Alfredo Yabrán. Un año antes, el reportero gráfico había logrado fotografiar al enigmático empresario propietario de la empresa OCA durante la cobertura de verano que realizaba junto al periodista Gabriel Michi para la revista Noticias.