El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Los legisladores que responden al gobernador Schiaretti proponen modificaciones en la norma que se sancionó en julio pasado.

Los diputados del bloque Córdoba Federal presentaron un proyecto de ley que propone modificar la Ley de Biocombustibles (N°27.640), sancionada el pasado 16 de julio, y la cual votaron en contra cuando se trató en la Cámara baja. El texto lleva también la firma de Alejandro “Topo” Rodríguez, titular del Interbloque Federal.

Los legisladores que responden al gobernador Juan Schiaretti señalaron que “este sector dinámico no sólo contribuye a la conformación de una matriz energética sustentable”, sino que “también puede aportar al reequilibrio de la balanza comercial y la provisión de divisas al país”.

“Pero además, la importancia de los biocombustibles radica en la posibilidad de articular cadenas de valor que conecten a nuestro sector primario con el complejo industrial: más empleo, desarrollo de las economías regionales y diversificación de la canasta de bienes exportables”, expresaron en la cuenta de Twitter de la bancada.

Asimismo, en los fundamentos de la iniciativa afirmaron que esta propuesta “es compatible con las necesidades que en materia ambiental, salud, economía e inclusión social tiene nuestro país”.

Entre los cambios que impulsa el proyecto, en lo referido a las funciones de la autoridad de aplicación, que es la Secretaría de Energía, los cordobeses buscan incorporar que deberá “coordinar esfuerzos con el Ministerio de Agricultura, y organismos afines, para facilitar políticas que permitan la provisión sostenida de insumos para la producción de biocombustibles con destino a la mezcla obligatoria”.

En cuanto al corte obligatorio de 12% de bioetanol en naftas se agrega al articulado que “dicho porcentaje nominal mínimo podrá ser elevado por la autoridad de aplicación cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales, y/o razones ambientales o técnicas”.

Además, la iniciativa busca eliminar que el volumen obligatorio del 6% del bioetanol a base de maíz se pueda reducir a 3% si así lo considera la autoridad de aplicación. Y, en una nueva redacción, apuntar a establecer que “las empresas mezcladoras podrán comprar libremente bioetanol a base de maíz y superar el porcentaje de corte establecido”.

En otro artículo que se busca modificar, los cordobeses proponen que se añada que “los estados provinciales podrán establecer los requisitos y condiciones para la producción, distribución y comercialización de biodiésel y bioetanol para autoconsumo o mercado voluntario exclusivamente en estado puro -B100 y E100- o en mezclas iguales o superiores al 85%”.

También que “la autoridad de aplicación creará dentro de los dos años de vigencia de la presente ley, programas específicos para desarrollar el uso mandatorio de biogas y/o biometano, biojet u otros biocombustibles a definir”.

“Para garantizar la utilización de diversas mezclas y porcentajes, se autoriza la fabricación, importación y comercialización de vehículos de combustible flexible y de dispositivos o kits de conversión que permitan la utilización de biocombustibles mezclados con combustibles fósiles en porcentajes superiores a los establecidos en forma obligatoria. La autoridad de aplicación establecerá los respectivos requisitos de homologación y condiciones de seguridad y demás requerimientos aplicables. En ausencia de reglamentación por la autoridad de aplicación nacional, los estados provinciales podrán establecer dichos requisitos y condiciones”, agrega el texto.