Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 24 de octubre de 2021

    SANTA ROSA
    ALSINA - Av. Alsina 351 - Tel. 414546
    DAVIT - Telén y San Luis - Tel. 418833
    FARMATOP - Av. A. Palacios 1213 - Tel. 414141
    NORTE S.C.S. - Escalante 52 - Tel. 386860
    VAZQUEZ - J. Schmidt 1501 - Tel. 417138

    GENERAL PICO
    FRONTINI - Calle 1 Nº 936 - Tel. 421457
    N. SRA. DE LUJÁN - Av. San Martín esq. 21 - Tel. 426765
    NUEVA PACÍFICO - Calle 17 Nº 1277 - Tel. 432932
    25 DE MAYO - Calle 17 Nº 35 - Tel. 430036

    GENERAL ACHA
    GENERAL ACHA - Balcarce 885 - Tel. 432675

    EDUARDO CASTEX
    MACAGNO - Av. Independencia 1776 - Tel. 442324

Un video que circula en redes sociales muestra la desesperante escena que terminó con la muerte de un hombre de 28 años en el Lago Lácar.

Dos miembros de la Prefectura Naval Argentina quedaron en el centro de cuestionamientos por su desempeño en el rescate fallido de un joven que se arrojó al Lago Lácar y murió ahogado el pasado lunes en San Martín de los Andes. En redes sociales circula un video que evidencia la inacción del personal de la fuerza de seguridad que pudo haber evitado el trágico desenlace.

La Justicia inició una investigación de oficio y no descartaba avanzar en las pesquisas sobre la actitud de los prefectos que intervinieron en el operativo, informó el portal LM Neuquén.

El hecho ocurrió el lunes pasado el mediodía cuando un hombre de 28 años, de nacionalidad paraguaya, se despojó de sus prendas y se arrojó en el muelle del lago en San Martín de los Andes. “Se sacó la ropa, dejó todas sus pertenencias en el lugar, se fue hasta la cabecera y se tiró al agua”, había manifestado el prefecto Miguel Rodríguez aquella fatídica jornada.

Turistas y vecinos que se encontraban en el lugar pasando el día dieron aviso a la Policía y al personal de Prefectura Naval que llegó a la zona en un bote semirrígido. En imágenes registradas por las mismas personas que estaban en el muelle quedó expuesta la lenta respuesta de los prefectos.

En un video se ve como el hombre intenta nadar con grandes dificultades mientras la gente le grita que patalee; otros observan que “no sabe nadar” y que por el frío ya tenía “los labios morados”. En ese momento entra en escena la lancha con los agentes: uno de ellos la conduce, mientras el otro no arroja el salvavidas y demora en zambullirse. Cuando finalmente se arroja al agua, el cuerpo del joven se aleja.

A pesar de las indicaciones de la gente que miraba la dramática situación, el que conducía la lancha no se sumergió y el otro volvió a subirse al transporte acuático. Los turistas sospecharon que el prefecto no sabía nadar y por ello no se arriesgó. Incluso cuando las personas le indican que el cuerpo se encontraba “justo ahí”, se excusó y respondió: “Está bien, pero no llego, son cuatro metros”.

Hubo un último intento de alcanzar al hombre con un palo, pero también resultó fallido. “Esa zona es muy onda, no llego”, volvió a repetir. “Ya está”, acotó una mujer mientras el cuerpo se hundía en las profundidades del lago.

“Lamentablemente no pudo salvar al joven”, manifestó el prefecto a cargo de San Martín de los Andes, Miguel Rodríguez. Después de rescatar el cadáver, los efectivos lo trasladaron a la costa e intentaron reanimarlo.

Testigos del hecho aseguraron que la víctima se había arrojado al agua por sus propios medios. No obstante, la fiscalía inició una investigación para determinar la causa de la muerte.

En el caso intervino en un primer momento la representante del Ministerio Público Fiscal Lucía Maggiora y luego el fiscal Maximiliano Bagnat, de la fiscalía de la IV Circunscripción, a cargo del jefe de Fiscales Fernando Rubio. Bagnat descartó “indicios de criminalidad”.

Se baraja aún la hipótesis de la autodeterminación del joven que había estado internado en el hospital de dicha localidad. El funcionario judicial comentó que de existir algún cuestionamiento al papel de los prefectos correspondería a la Justicia Federal. Desde Prefectura Naval no se expidieron al respecto.