La Pampa

Casi a escondidas, inauguraron el CAT de General Pico

El Diario fue uno de los muy pocos medios de comunicación que advirtieron sobre los numerosos inconvenientes que representaba la elección del lugar para emplazar el CAT.

General Pico (Agencia) – El Centro de Acopio Transitorio (CAT) de envases fitosanitarios de la zona de General Pico fue inaugurado ayer, en el marco de un acto que se desarrolló casi a escondidas, para evitar quizás la participación de los –muy pocos- medios de comunicación que en su momento publicaron las irregularidades que rodearon la elección del lugar para emplazar el galpón y la ejecución de la obra.

El corte de cintas del nuevo CAT de Campo Limpio fue ayer un reflejo del desarrollo de la obra ejecutada a la vera de la Ruta Provincial 3, en cercanías de General Pico.

Ni la organización Campo Limpio, ni el Gobierno de La Pampa a través de la subsecretaría de Ambiente, anunciaron oficialmente a los medios de comunicación de la zona sobre el evento, tal como ocurre con cada inauguración para hacer público la culminación de una obra.

Solo dos medios, que en el último año no hicieron referencia a la polémica que rodeó la instalación de dicho emprendimiento, tuvieron la posibilidad de enterarse extraoficialmente de la inauguración y asistir al lugar.

Cabe recordar que El Diario fue uno de los muy pocos medios de comunicación que advirtieron sobre los numerosos inconvenientes que representaba la elección del lugar para emplazar el CAT, entre ellos que gran parte de las instalaciones se construyeron sin el estudio de impacto ambiental, situación que la misma Subsecretaría de Ambiente –sin hacer mención públicamente- admitió al frenar la obra hasta contar con dicho trámite que, como se esperaba, su resultado no prestó objeciones y convalidó todo.

Freno

El CAT comenzó a construirse en las últimas semanas del año 2021, con la idea de culminarlo alrededor de febrero del 2022, pero las publicaciones de algunos medios obligaron a Campo Limpio y a Ambiente de Provincia a poner un freno e inaugurar, entre gallos y medianoche, varios meses más tarde.

Tal como se publicó oportunamente, el lugar escogido para la construcción del CAT fue cedido por una empresa piquense dedicada a los negocios agropecuarios, entre ellos la venta de agroquímicos.

Pero se trata de un bajo que permaneció mucho tiempo inundado en períodos de lluvia, situación que obligó a levantar mucho el terreno y tampoco ello fue una garantía, ya que hace un par de meses le sumaron canalizaciones para sacar el agua que rodeó al galpón con unas pocas precipitaciones.

Se desconoce por otra parte qué análisis se hizo en el estudio de impacto ambiental sobre el emplazamiento de un depósito de envases de agroquímicos sobre el acueducto del norte provincial, recurso por el cual los municipios de la zona desde hace unos años desarrollan estrategias para proteger.

Y, por si fueran pocas las dudas, restará conocer ahora como harán los camiones que recolecten los bidones para llegar hasta el CAT en períodos de lluvias, ya que la RP3, que une las rutas provinciales 4 y 102, es intransitable para vehículos livianos y pesados con muy pocos milímetros, tal como lo advierte desde hace años un cartel en el acceso por la RP4.

Según pudo conocer El Diario, hasta cerca del mediodía de ayer estuvo en duda la presencia de uno de los principales responsables y garantes de la elección del lugar y la obra ejecutada, el subsecretario de Ambiente Fabián Tittarelli, quizás preocupado por tener que responder sobre la polémica sobre la que no hizo mención en más de un año. Finalmente, el funcionario provincial participó del acto, junto a dirigentes de Campo Limpio y representantes de municipio local.

También te puede interesar...