La tapa de EL DIARIO de hoy

La familia de un empleado municipal fallecido reclamó el puesto a la Municipalidad de Guatraché y el intendente Sergio Arrese lo negó. Denunciaron un engaño para que la causa no avanzara.

El municipio de Guatraché sufrió un revés judicial en una causa donde se reclama el empleo de un trabajador fallecido para su hija. Como la intendencia se negó, la familia inició un reclamo administrativo que derivó en una causa penal. Ahora, se resolvió que una prueba presentada era falsa y el Superior Tribunal de Justicia (STJ) habilitó la continuidad de la demanda por el trabajo.

En 2020, un empleado municipal de Guatraché falleció luego de una larga enfermedad y la familia decidió hacer uso del artículo 31 de la ley 643, que permite que, si un empleado muere en actividad, la destinataria sería el cónyuge o uno de sus hijos.

Por decisión familiar, una de sus hijas sería la beneficiaria y comenzó el reclamo ante el municipio. Antes que se cumplan los 180 días de la muerte, el plazo previsto por la ley, la joven presentó una nota al intendente municipal para hacer uso de dicho artículo.

El intendente Sergio Arrese (UCR) “se molestó por la situación y tiró la nota a la basura”, contaron desde el entorno familiar a El Diario. La mujer se asesoró con un abogado y presentó “una denuncia contencioso-administrativa para que el intendente cumpla lo que dice la ley”, agregaron.Maniobra
En el intercambio de notas y cartas documentos, se produjo una maniobra irregular. “En una resolución que toma el intendente envía una nota donde dice que no acepta que sea beneficiaria del artículo 31, con una fecha muy anterior al día que le entregaron la nota”, relataron desde la familia.

La fecha difería aproximadamente en un mes con respecto al momento en que se entregó. Cuando la joven se dio cuenta del error, “advirtió al empleado que le entregó la nota y le hizo firmar el recibido con la corrección de la fecha”.

Sin embargo, la nota con la fecha sin corregir fue presentada por el municipio y perjudicaba a la joven que reclama el trabajo. “Con la fecha que le hicieron firmar y no corrigieron, se incumplían los plazos previstos para reclamar el empleo”, detallaron los familiares.

“La hicieron firmar engañada y, aunque se corrigió la nota, utilizaron la que estaba mal”, se quejaron.

El abogado de la mujer inició una demanda panel por esta situación, que finalizaba el reclamo por el empleo municipal. Hubo audiencias y citaron al notificador, un empleado municipal, “quien admitió que hubo un error y el tema se resolvió a favor de mi clienta”, explicó el abogado. “Ahora se reactiva en el STJ la demanda contra el municipio de Guatraché por el artículo 31, que venimos reclamando desde octubre del año pasado”, añadió.

La familia espera una resolución del máximo tribunal para que la hija del empleado fallecido pueda trabajar. “Es una vergüenza lo que hicieron, está demostrada que hicieron trampa para perjudicarla. Si ella aceptaba la fecha, admitía que estaba extinguido el plazo para hacer el reclamo, pero la justicia nos dio la razón”, concluyeron.