El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El dirigente santarroseño de Cantera Popular, alineado en el sector de Lousteau, cayó contra la correntina Valeria Pavón. La puja dejó grietas y acusaciones cruzadas: el pampeano no reconoce la derrota.

El pampeano Conrado Caione se quedó con las ganas de presidir el Comité Nacional de la Juventud Radical, que arde al ritmo de otras estructuras partidarias. La grieta dejó secuelas y una puja que sale a la luz del día. Aunque cayó ante la correntina Valeria Pavón, proclamada como presidenta, el dirigente de Cantera Popular y de la "Celeste" de La Pampa, no reconoce la derrrota.

Caione se ubicó en el espacio "Evolución", de Martín Lousteau, en el que se ubicó el diputado nacional Martín Berhongaray, tal como lo había adelantado en su momento el exintendente Leandro Altolaguirre. Esa disidencia partió a la UCR en el Congreso e instaló un escenario de disputa en el ya de por sí fragmentado Juntos por el Cambio.

Caione fue funcionario de la Municipalidad de Santa Rosa en la gestión Altolaguirre. Se enfrentó por la conducción con Valeria Pavón, de "Causa Nacional", con la palanca de varios referentes nacional, en especial del jujeño Gerardo Morales. El jujeño festejó la victoria de Pavón en las redes sociales. "Aguante la JR! Siempre adelante!", escribió en su cuenta de Twitter.

Pavón es directora de Juventud de su provincia, gobernada por el radical Gustavo Valdés; secretaria general adjunta de la Juventud Radical y estudiante de Abogacía de la Universidad Nacional del Nordeste.

El pampeano Caione dijo que la designación fue irregular, ya que no contó con el número suficiente de voluntadas.

“La presidencia transitoria que los 72 delegados del congreso votaron no levantaron el cuarto intermedio y ninguno de los dos espacios tenía el quórum suficiente. Teníamos 36 voluntades cada uno y se necesitaban 37 de 72. El otro sector, de forma unilateral, decidió llevar a cabo el congreso sin tener quórum, sin una resolución de la Junta de Poderes y sin las autoridades transitorias del plenario”, declaró Caione al sitio especializado "Letra P".

Insistió en que su espacio tiene un acta de la mayoría de la Junta de Poderes que dice que había 72 delegados acreditados presentes y que no hubo cuórum y que será la actual mesa de conducción de la JR “la que defina cuándo se hará el plenario”.

El espacio ganador dice que ese posicionamiento es simplemente una forma de postergar el reconocimiento de la derrota.