El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El gerente General del SEMPRE, José Giacobbe, se quejó de la "falta de voluntad de acercamiento porque el que queda desamparado es el paciente y no por una decisión de las obras sociales sino por una decisión unilateral de los ginecólogos". 

Después de dar un portazo en el Colegio Médico, la Asociación de Ginecología y Obstetricia de La Pampa no negoció con las obras sociales un nuevo convenio de atención y a partir del primero de diciembre no habrá cobertura de esas prácticas con la seguridad social.

"Es llamativo y preocupante que aquellos que tomaron esta determinación no hayan buscado una alternativa para seguir atendiendo a sus pacientes a través de la seguridad social", aseguró el gerente General de SEMPRE, José Giacobbe. 

Se quejó de la "falta de voluntad de acercamiento porque el que queda desamparado es el paciente y no por una decisión de las obras sociales sino por una decisión unilateral de los ginecólogos. Ellos tendrán sus motivos y el reclamo puede ser justo pero no se puede poner la negociación por encima de la atención y accesibilidad de los pacientes a la salud. Es un tema delicado".

Disconformes con el dinero que cobran por las prácticas que realizan, 42 ginecólogas y ginecólogos renunciaron a partir del 30 de noviembre a Colegio Médico, institución que tiene los convenios con las obras sociales. Esto generará que pacientes de las obras sociales que se atiendan con alguno de esos 42 profesionales deberán pagar las consultas y prácticas y buscar el reintegro de ese dinero. 

La semana pasada, SEMPRE, la obra social provincial emitió una resolución donde informó que no va a realizar acuerdos con asociaciones de especialistas, sino con cada profesional individualmente o a través del Colegio Médico. A eso se sumaron las obras sociales sindicales y también las prepagas. 

"A partir del 30 de noviembre se hace efectiva la renuncia de 42 ginecólogos al Colegio Médico. Significa que los ginecólogos dejan a sus pacientes sin atención y llama la atención que no hayan recurrido a ninguna obra social a hacer algún convenio. Más allá de la desvinculación del Colegio Médico no se han acercado a las obras sociales y eso es preocupante. No han hecho ningún tipo de presentación, de manifestar voluntad de seguir trabajando con los pacientes de ellos y los afiliados nuestros", explicó.

Giacobbe informó que buscaron "el respaldo del Ejecutivo con el Ministerio de Salud. Se está evaluando cómo atender a pacientes de la seguridad social en el sistema público y que ginecólogos del subsector público puedan salir a las instituciones privadas a atender las prestaciones. Primero las urgencias y luego el resto de las prestaciones. Estamos día a día trabajando para ver cómo será la atención a partir de diciembre". 

Mencionó que "algunos prestadores quedaron en el Colegio Médico, son cuatro o cinco que continuará prestando el servicio". 

Insistió en que "es preocupante que no se haya hecho un análisis previo para no dejar desprotegidos a los pacientes. Es lo que observamos". 

"Ellos (ginecólogos y ginecólogas) estaban buscando equiparar el nomenclador de Chubut, que en general era similar al de La Pampa, pero preveía un importante aumento. Es importante que acá se priorice la institución por sobre algún servicio, no solamente se puede generar un daño a los afiliados de las obras sociales sino a las instituciones", aseguró.