La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 4 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Desde la aplicación del nuevo índice, las cuotas igual se incrementaron un 9% en dos meses. La deuda de capital crece de manera acelerada y no hay tope del 2% mensual, como se dio a entender.

Los adjudicatarios y adjudicatarias de departamentos del Desarrollo Urbanístico del ProCreAr de Santa Rosa, que lograron zafar del índice UVA, no terminan de salir del pantano: la fórmula Hogar en la que ahora quedaron involucrados garantiza una alta desigualdad con el resto de sus vecinos y además se caracteriza por un notable nivel de desinformación por parte de las autoridades y organismos responsables.

La deuda de capital se acelera a un ritmo acelerado, por lo que -dicen las personas que sufren este sistema- “es un crédito no terminamos de pagar nunca más”.

Cuando hace un par de meses el gobierno nacional anunció con bombos y platillos que ese tipo de casas sociales quedaban liberadas del índice UVA (en el caso de desarrollos urbanísticos del Banco Hipotecario), asomó un principio de alivio, pero con el correr del tiempo se demostró que no se trataba de una completa solución.

Autoridades de distintos niveles que conocen la situación admiten que la respuesta no fue la ideal y que hay un nivel de injusticia difícil de explicar: mientras hay personas “liberadas” del UVA que pagan cuotas superiores a los $25.000 mensuales, otros adjudicatarios de departamentos idénticos y en el mismo lugar pagan menos de $15.000, mientras que los propietarios de las mismas viviendas, pero entregadas en la época kirchnerista, pagan incluso menos que ese monto, y en algunos casos menos de $10.000.

Hay más de 20 familias que saltaron del UVA al Índice Hogar que son víctimas, además, de una notable desinformación: en el Banco Hipotecario local no dan respuestas de ningún tipo vinculada con esta problemática, e incluso dicen desconocer datos elementales del proceso de esos préstamos.

Incremento de la cuota

En estos menos de tres meses, adjudicatarios y adjudicatarias ya comprobaron que el alivio no era tan importante como la promesa, y que la difusión promocional del Índice Hogar tenía algunos datos ambiguos y engañosos.

Una de las conclusiones en perjuicio de los adjudicatarios es que en dos meses las cuotas se incrementaron un 9%, a contramano de la repetida promesa de que habría un tope del 2% en ese incremento. Ante la consulta puntual de un adjudicatario, el BHN contestó por vía electrónica que esa teoría es falsa: no hay tal tope. El único tope que existe, del 2%, es para el caso de que en ese mes puntual la variación salarial supere el incremento de los precios.

“El tope de 2% no es un tope a la variación mensual entre cuotas, sino un tope al incremento salarial a considerar para calcular el coeficiente aplicable en caso de presentarse una situación de incremento salarial mayor al incremento de precios”, dijo el BHN.

Los nuevos cálculos se basan en el Coeficiente de Variación Salarial. Pero también es a partir de ese índice que se actualiza el capital adeudado, por lo que se trata de una carrera sin fin: el capital adeudado es cada vez más y sigue en el mismo ritmo. “No terminamos de pagar nunca más”, razonan con implacable sentido común algunos adjudicatarios.

Mensajes engañosos y promesas

Cuando se produjo el traspaso del UVA al nuevo Índice, algunos adjudicatarios ni recibieron notificación formal. A otros les llegó un mail: “el Comité Ejecutivo del Programa Procrear ha tomado la decisión de modificar la metodología de actualización de su crédito, para que el mismo esté vinculado a la variación de los salarios, siendo esta variación la que determinará en el futuro el valor de las cuotas”.

Hasta ese momento, el crédito se ajustaba en función de la variación del valor de las Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), según Comunicación “A” 6069 del BCRA. Esa fue una decisión del gobierno macrista, que tergiversó el origen y objetivo de esos planes sociales de vivienda.

Los adjudicatarios y adjudicatarias reconocen que, desde ya, fue un avance ese cambio, porque el UVA se volvía impagable, con cuotas altísimas y un horizonte oscuro. Pero no por eso dejan de luchar contra la desigualdad de la que son víctimas, contra la desinformación por parte de organismos oficiales y contra algunos mensajes que se difundieron de manera engañosa.

En todo este proceso, mantuvieron contacto con autoridades de distintas jurisdicciones y lugares, que se comprometieron a hacer lo posible por encontrar una solución justa: el diputado nacional Ariel Rauschenberger -cadnidato a la reelección- estuvo al tanto desde un principio. El diputado provincial Espartaco Marín activó un posible recurso de amparo, pero esa vía judicial ahora parece haberse paralizado. El presidente del IPAV bprometió más gestiones ante el Ministerio nacional.