La tapa de EL DIARIO de hoy

Hasta el momento, el invierno dejó olas de frío, heladas y nevadas en lugares inusuales. Luego de un comienzo de junio bastante cálido para la época del año, el aire polar se volvió protagonista. ¿Qué sucederá el resto de este invierno?

El Servicio Meteorológico Nacional difundió la nueva actualización del "Pronóstico Climático Trimestral", en el cual se muestran las tendencias de temperaturas y precipitaciones para el próximo trimestre. Este tipo de pronóstico revela las condiciones medias que tienen mayor probabilidad de ocurrir en los próximos 90 días.

"Para este producto se considera que el comportamiento de las variables (lluvia y temperatura) pueden tener 3 categorías posibles: inferior a lo normal, normal y superior a lo normal", se indicó desde el SMN mediante un comunicado de prensa.

"Sin factores que modifiquen la circulación atmosférica, cada una de estas categorías tiene la misma probabilidad de ocurrencia (33.3%). Pero cuando actúan forzantes atmosféricos, la ocurrencia de alguna de esas categorías se hace más -o menos- probable", agregó el mismo escrito.

Tendencia de precipitación

Según el SMN, hay mayor probabilidad de que las lluvias sean de normales a inferiores a las normales en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y este de Buenos Aires.

En el norte del país, en el norte del Litoral y centro-oeste del país, el pronóstico climático de precipitación concluye que es más probable que el trimestre tenga menos lluvia de lo normal.

Sobre el norte y centro de Patagonia se prevé que las lluvias acumuladas en el trimestre estén dentro de la categoría normal, mientras que hacia el extremo sur de esta región las mayores probabilidades se reparten entre las categorías normal a superior a la normal.

Sobre la región del NOA y norte de Cuyo no se suministra pronóstico de precipitación por ser Estación Seca.

Anomalía de temperatura

La tendencia de los meses pasados se mantiene en la Patagonia. Nuevamente hay una mayor probabilidad de tener un trimestre con temperatura, en promedio, más elevada de lo normal en esa región.

En Cuyo, NOA, La Pampa y oeste de Buenos Aires también se esperan temperaturas normales o superiores a las normales y, en el resto del país, las mayores probabilidades están en la categoría de temperaturas medias dentro del rango normal.

El "Pronóstico Climático Trimestral" es de gran utilidad para la toma de decisión a mediano y largo plazo, pero no brinda detalles sobre las condiciones meteorológicas de un día determinado ni contempla singularidades, como olas de calor o frío, lluvias intensas o tormentas severas, por lo que debe complementarse con los pronósticos diarios y alertas.

Desde el SMN se sugiere, como siempre, "mantenerse informado con los pronósticos de menor escala, diaria y semanal, como así también a través del Sistema de Alerta Temprana en www.smn.gob.ar".

 ¿Qué sucedió en junio 2021?

En cuanto a temperaturas, junio tuvo dos períodos bien diferentes. Del día 1º al 14 predominaron condiciones anómalamente cálidas en casi todo el país.

Dentro de estas dos semanas se destacaron algunos récords diarios de temperatura mínima más alta, como los registrados en Neuquén (15.0°C el 1/6) y Malargüe (13.3°C el 1/6), y de temperatura máxima más alta, por ejemplo en Posadas (31.2°C el 4/6), Ituzaingó (30.8°C el 4/6) y en Bernardo de Irigoyen (26.3°C el 5/6).

A partir del día 15 hubo un cambio notorio de las temperaturas con el ingreso de aire polar que avanzó hasta el norte del país.

Las localidades de Laboulaye y Chamical registraron la temperatura máxima más baja para un mes de junio, con 5.8°C y 7.2°C bajo cero respectivamente. Además del frío extremo, también hubo nevadas en las provincias de Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca y Tucumán.

A partir del día 25 se produjo un segundo ingreso de aire muy frío, que trajo un gradual y sostenido descenso térmico, junto a heladas intensas en todo el oeste argentino.

Mientras tanto, un núcleo de aire muy frío en altura se posicionó sobre la provincia de Buenos Aires y provocó, durante el día 27, nevadas inusuales en el noroeste bonaerense y sur de Santa Fe.

Finalmente, esta masa de aire frío avanzó hacia el norte del país, y en los últimos días del mes, las heladas y condiciones de ola de frío se hicieron sentir en varias provincias argentinas.

Las ciudades de Catamarca, Villa de María de Río Seco y Mercedes alcanzaron la temperatura mínima más baja para junio de las últimas décadas,con -6.2°C,-9.0°C y -2.5°C.

Mientras que Concordia marcaba otro récord de temperatura máxima más baja para junio con solo 7.2°C. La ciudad de Buenos Aires no registraba una persistencia de días tan fríos desde el recordado julio de 2007.

"En cuanto a lluvias, hay que destacar que volvieron a ser escasas en el centro-este y sur del país. Los excesos estuvieron limitados a la región del Litoral, y en menor medida al centro y noroeste argentino gracias a unos pocos eventos de tormentas, pero que provocaron lluvias abundantes", cerró el informe del Servicio Meteorológico Nacional.