En varios procedimientos policiales se identificaron 14 personas por realizar la caza ilegal. Además, se los notificó por los artículos 205 y 239, al incumplir las restricciones.

La División de la Seguridad Rural de la Unidad Regional III interceptó a cinco grupos de cazadores ilegales en cercanías de General Acha en la última semana.

En total, hubo 14 personas implicadas y notificadas además por violar las restricciones por la pandemia. Durante el fin de semana pasado se realizaron operativos rurales en toda la jurisdicción.

El pasado viernes 4 de junio por la tarde, en un predio cercano a General Acha, fue descubierto un grupo de caza de cuatro personas con jauría de perros quienes querían ingresar a un campo para cazar de manera ilegal y en horario no permitido. Fueron interceptados y se les hizo infracción de caza y a los decretos de emergencia sanitaria.

Poco después, se encontró a un segundo grupo de dos cazadores en el interior del predio rural con jauría de canes, quienes también fueron interceptados y trasladados hacia la dependencia de Seguridad Rural. Todos fueron notificados por infracción a ley 1194 e infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal por incumplimiento de los decretos vigentes, tratándose de personas mayores de edad, oriundos de Acha.

Además, el domingo 6, también en la zona rural cercana a la Ruta Provincial 11, cuando los efectivos realizaban recorridas de rutina, se observó una camioneta Ford F100, estacionada de forma sospechosa sobre la vera de la ruta.
Poco después, la policía encontró a dos hombres cazando. Uno era oriundo de Toay y el otro de Castex. Se secuestró una carabina calibre 22 con la cual se disponían a realizar cacería clandestina, por lo cual se los trasladó hacia la unidad de seguridad rural siendo notificados por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Poli Acha cazadores

En tanto, el pasado lunes personal de la misma División colaboró en un allanamiento en un domicilio ubicado en la zona oeste de General Acha, donde se secuestró gran cantidad de productos derivados de la caza.

Los moradores no poseían los permisos correspondientes de acopiador o subacopiador, procediendo al secuestro en el lugar de gran cantidad de volteos y astas de ciervo colorado, labrándose infracción a la ley provincial 1194 (Conservación de la Fauna Silvestre).

El último de los procedimientos se produjo el pasado miércoles, donde nuevamente se infraccionó a dos grupos de caza. El primero compuesto por tres hombres que transitaban con exceso de canes en su jauría y uno de los individuos sin ningún tipo de permiso de caza y/o acompañante.

Posteriormente a las 18.30 horas se encontró en cercanías del puesto denominado El Carancho un automóvil en el cual circulaban tres personas mayores de edad, oriundos de Acha y al observar el interior del vehículo se constató que transportaban cuatro perros, con claras intenciones de realizar la caza furtiva.
La totalidad de los masculinos fueron infraccionados, como así se les inicio actuaciones judiciales por circular fuera del horario permitido, con intervención de la Fiscalía local.