Los radicales sostuvieron que, ante el cierre de las exportaciones de carne, los frigoríficos pampeanos necesitan colocar su faena en el mercado interno. Recordaron que Verna ya había amenazado con judicializar la exigencia de eliminar "la barrera comercial".

 El bloque de diputados provinciales de la UCR presentó un proyecto de resolución para pedirle al gobernador Sergio Ziliotto que informe los motivos por los cuales no se han iniciado las acciones judiciales correspondientes contra el Gobierno Nacional con motivo de la barrera sanitaria establecida sobre el Río Colorado.

Esa barrera se dispuso por Resolución N° 141/2013 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y 82/2013 del SENASA, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, e impide el paso de carne con hueso plano hacia Río Negro y Neuquén.

El bloque que encabeza Francisco Torroba expresó, en los fundamentos de la iniciativa, que "la discusión en torno a la barrera sanitaria instalada por SENASA al sur de La Pampa que impide ampliar el mercado de carnes con hueso plano de nuestra provincia hacia resto de las provincias patagónicas, ha sido un tema recurrente durante el período de gobierno anterior del ex Gobernador Carlos Alberto Verna, constituyendo una política de estado de dicha gestión realizar todas las gestiones extrajudiciales y judiciales posibles para su levantamiento".

"En su discurso de apertura de la 90 Exposición Rural de Santa Rosa en el año 2016, como en tantos otros discursos públicos, el ex gobernador Carlos Verna manifestó que la barrera impuesta por el SENASA no se trataba de una barrera sanitaria sino de una barrera comercial, política, aduanera y por lo tanto inconstitucional, manifestando que de no obtener respuesta favorable por parte de dicho organismo, recurriría a la Justicia para ello", recordaron.

Y también mencionaron que "el Vicegobernador y Presidente de esta legislatura, Dr. Mariano Fernández, expuso la postura de nuestra provincia en la sesión inaugural del Parlamento Patagónico, celebrado en Chubut en el año 2016, manifestando que “es muy evidente, que la barrera impuesta al sur del río colorado ya no es una medida de protección sanitaria y fitosanitaria sino que se ha convertido en una eficaz barrera al comercio…con toda humildad también venimos a plantear que estas medidas no deben constituir, de manera alguna, un medio de discriminación arbitraria o injustificable entre provincias donde prevalecen las mismas condiciones, o como una restricción encubierta al comercio interprovincial”.

Los radicales añadieron que "en dicha oportunidad el Vicegobernador solicitó adjuntar a las versiones taquigráficas de la sesión del Parlamento Patagónico el dictamen sobre el tema del constitucionalista Gil Domínguez. Este último argumentó en su dictamen que “en la medida que la carne con hueso producida en la Provincia de La Pampa cuente con la debida autorización por parte de los órganos competentes del Estado federal, la imposición de una barrera fitosanitaria que impide su libre circulación y comercialización, configura una situación que conculca la prohibición de aduanas internas, la libre circulación de productos y la libertad de comercio interprovincial previstos por los artículos 9, 10, 11 y 75 inc) 13 de la Constitución Argentina”.

"En este contexto, y luego de reiteradas manifestaciones de judicializar el reclamo, desconocemos los motivos por los cuales el gobierno provincial, llegado al poder con el eslogan de ser el “Proyecto Verna”, ha mantenido un llamativo silencio sobre el tema durante sus 18 meses de gestión y no ha dado inicio a las acciones judiciales pertinentes que están avaladas por el dictamen de un experto en derecho constitucional", subrayaron.

Y señalaron que "ante el cierre de las exportaciones de carne dispuesto por el Gobierno Nacional mediante decreto 75/2021 del 20 de mayo pasado, decisión respaldada por el Gobernador Sergio Ziliotto, el sector ganadero necesita expandir su mercado dentro de los límites del territorio nacional".

En este sentido, puntualizaron que "los frigoríficos pampeanos, ante la imposibilidad de exportar, necesitan colocar su faena en el mercado interno, para lo cual las provincias patagónicas, con aproximadamente 2.5 millones de habitantes, constituyen un potencial mercado. De lo contrario, la merma de trabajo y de las ventas de las plantas de faena pampeanas, traerá aparejado el despido de personal como ya ha ocurrido en el caso de frigorífico Carnes Pampeanas con 35 despidos, y frigorífico General Pico, con 65 despidos, según datos aportados por el Secretario General del Gremio de la Carne, Dardo Loza".

"Somos testigos de las gestiones del ex gobernador Carlos Verna para el levantamiento de la barrera sanitaria y de las amenazas con accionar judicialmente en caso de ser necesario, lo cual no ha ocurrido aún, desconociendo los motivos por los cuales esas amenazas no se han hecho realidad con la actual gestión de gobierno", concluyeron.