El Granate perdió ante Bolívar por ida de octavos de la Sudamericana.

Lanús, que no pudo resistir los efectos de la altura de La Paz, cayó este miércoles ante Bolívar por 2-1, en el partido jugado en el estadio Hernando Siles, por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Tomás Belmonte marcó la apertura para Lanús y muy cerca del final del primer tiempo, el delantero argentino Marcos Riquelme igualó para Bolívar, que en el segundo tiempo por medio de Luis Haquín alcanzó el merecido éxito. Previo al partido se realizó un minuto de silencio por la muerte de Diego.

El comienzo resultó muy sufrido para el conjunto argentino que se vio acorralado por su adversario, lanzado a una persistente ofensiva procurando una rápida ventaja, exigiendo la esforzada intervención del arquero Lautaro Morales para evitar la caída ante un envío de Diego Bejarano, al minuto de iniciado.

Mientras que Lanús intentaba plantarse con un dibujo táctico no habitual 4-4-2. Conformando el doble cinco con Tomás Belmonte y Facundo Quignón, más los extremos Lautaro Acosta -por derecha- y Alexandro Bernabei -por izquierda- para completar la línea de cuatro volantes.

Y con Nicolás Orsini y José Sand de puntas, dispuestos a generar alguna inquietud ofensiva, aunque la tarea principal era evitar los adelantamientos de los zagueros locales.

De pronto, sorpresa en los 3640 metros de altura de la ciudad de La Paz: Lanús, que no había atacado, se puso en ventaja con una jugada de pelota detenida por un tiro libre ejecutado por Bernabei para que definiera Belmonte, de palomita, ante la defensa local que tiró mal el achique (33 min).

A partir del gol, los dirigidos por Luis Zubeldía mejoraron y exigieron en un par de cargas peligrosas las intervenciones de Javier Rojas.

Bolívar de tanto insistir en centros logró de ese modo la igualdad por un córner que Bejarano mandó por arriba y a la arremetida llegó Riquelme para meter el testazo que vulneró la resistencia visitante.

En el segundo tiempo, como en el primer gol, tras un córner llegó Luis Haquín para anotar con un cabezazo (41 min) el gol para la justa victoria del conjunto del altiplano.Igual, para Lanús que se quedó sin Leonel Di Plácido en los instantes finales por la expulsión por doble amonestación, la derrota no le queda mal a Lanús para la revancha, que será el próximo miércoles en el estadio Granate, por el gol de visitante logrado que podría facilitar el pase a cuartos de final en caso de vencer por 1-0. Esa es la chance.

Independiente

Independiente de Avellaneda se impuso a Fénix de Uruguay por 4-1, en un aceptable encuentro que disputaron este miércoles en el estadio Parque Alfredo Víctor Viera, en el marco del partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana. 

Lucas González, a los tres minutos, inauguró el marcador para el Rey de Copas, en tanto, Bryan Olivera, a los 29 y mediante un penal, niveló las acciones para el conjunto uruguayo. Sin embargo, Alan Velasco, a los 38 minutos, y Silvio Romero, a los 44, colocaron el 3-1 parcial para la visita. En el segundo tiempo, Martínez, a los seis minutos, anotó el cuarto y definitivo tanto.Fénix jugó con un hombre menos por la expulsión de Roberto Fernández, a los 24 minutos.