Con 24 jugadores el Millonario inicia sus trabajos pensando en la Libertadores.

River retomará este lunes en su predio de la localidad bonaerense de Ezeiza los entrenamientos, casi cinco meses después del receso por la pandemia y a 39 días de reiniciar la Copa Libertadores.

El viernes, la mayor parte del plantel y cuerpo técnico se sometió a los testeos "PCR" (hisopados), una de las exigencias de Conmebol para retomar la competencia, pese a que tanto AFA como el Gobierno nacional, sugirieron la realizaron de las pruebas serológicas (sangre), que solo detectan anticuerpos por haber tenido el virus.

Lo cierto es que el entrenador Marcelo Gallardo podrá tener lo que tanto reclamó públicamente: recuperar las prácticas para no estar en desventaja con sus rivales de Libertadores.

San Pablo comenzó este fin de semana el Brasileirao -juega este domingo ante Goiás de visitante-, Binacional de Perú debió postergar su retorno por casos positivos en coronavirus, y Liga de Quito ya tiene un par de amistosos en el lomo.

River, que tiene tres puntos en el parejo Grupo D de la Libertadores que tiene a todos sus equipos igualados pero con el "Millonario" con mejor diferencia de gol, visitará al San Pablo el jueves 17 de septiembre a las 19:00.

El equipo de Marcelo Gallardo, quien logró dos Libertadores en sus cinco años de gestión, irá a Perú una semana más adelante para su duelo ante Binacional (22/9) en la altura, y después cerrará como local de San Pablo (30/9) y Liga de Quito (20/10).

Luego de confirmar el sábado el positivo de Ezequiel Centurión, cuarto arquero en consideración dentro del plantel, serán 24 futbolistas los que se presentarán este lunes en el "River Camp", que fue preparado para cumplir con los protocolos sanitarios.

Gallardo, junto a su cuerpo técnico -reducido para resguardar a aquellos en grupo de riesgo-, tendrá que dividir a los futbolistas en grupos, con un máximo de seis integrantes, para empezar a afinarse físicamente, el primer gran enigma tras tanto tiempo de parate, pese a los entrenamientos virtuales.

Serán las primeras dos semanas de esa forma, donde los jugadores llegarán vestidos para la práctica -no pueden entrar a vestuarios- y se retirarán directamente a sus casas, sin poder bañarse.

A partir de la tercera, la dirigencia de River prevé una concentración tipo "burbuja" en un hotel cercano del predio de Ezeiza, para poder aprovechar de mejor manera el tiempo de entrenamiento, cuando pueda realizar ejercicios tácticos más relacionados al fútbol real.

En ese sentido, estarán los arqueros Franco Armani, Germán Lux, Enrique Bologna y Franco Petroli y los defensores Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco, Elías López, Fabrizio Angileri, Augusto Aguirre y Franco Paredes.

Los mediocampistas convocados serán Enzo Pérez, Leonardo Ponzio, Bruno Zuculini, Santiago Sosa, Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz y Cristian Ferreira y los delanteros -ya sin Ignacio Scocco- Lucas Pratto, Julián Álvarez, Lucas Beltrán, Federico Girotti y Benjamín Rollheiser.

No estarán el colombiano Juan Fernando Quintero ni el paraguayo Robert Rojas, que se sumarían el jueves 13 y viernes 14, respectivamente, luego de haber retornado del exterior y haber cumplido la cuarentena obligatoria de 14 días.

Tampoco el cordobés Matías Suárez, quien permanece aislado en un barrio privado de su provincia natal, y deberá esperar, como mínimo, hasta el miércoles para viajar a Buenos Aires.

Es que el Centro de Operaciones de Emergencia dispuso un "Cordón Sanitario Estricto" en el Country Cañuelas Golf, donde vive el delantero, hasta el martes 11 de agosto inclusive, luego de que se detectaran 21 casos positivos de coronavirus en los últimos días.

Así, Suárez, quien dio negativo en su testeo PCR (hisopado), deberá aguardar hasta el miércoles, como mínimo, para poder viajar a Buenos Aires y posteriormente sumarse a los entrenamientos del Millonario.