La Pampa

El futbolista de Colonia Santa María atacado dentro de una cancha sigue en observación

Facundo Aschemacher recibió un golpe por el que tuvo que ser internado. Le realizaron dos tomografías para constatar una lesión en los riñones. La acción empañó la final de la Liga Municipal que se desarrolló con normalidad hasta los partidos definitorios.

El futbolista de Colonia Santa María, Facundo Aschemacher, sigue en observación por la lesión que le generó un hematoma en la zona de las costillas y por la que tuvo que ser internado en el Hospital Lucio Molas.

Las finales de la Liga Municipal que disputaron Colonia Santa María y Vértiz, se jugaron en un clima caliente, con el rigor de toda final, pero que, a pesar de que estuvo muy cerca, no pasaron a mayores entre las hinchadas y los jugadores adentro del campo de juego.

Sí, hubo reclamos varios contra ambos arbitrajes, Meritello en la ida y Mendoza en la vuelta, hubo exceso verbal, hubo algunas patadas que rozaron lo grosero y, sobretodo, hubo dos intendentes que no estuvieron a la altura, Luis Giacomino, de Vértiz y Carlos Aschemacher, de Colonia Santa María, a los que tuvieron que separar cuando estuvieron a punto de agredirse en medio de la final de vuelta que se realizó el domingo pasado.

El partido terminó con cuatro expulsados, tres de la visita y uno de Vértiz, y tras el pitazo final del juez Flavio Mendoza, ambos equipos recibieron la coronación que le puso punto final a un torneo extenso donde compitieron más de treinta equipos.

En ese contexto, el día posterior al encuentro, uno de los futbolistas del plantel campeón, Facundo Aschemacher, comenzó a sentir molestias y fue internado en el Hospital Lucio Molas.

El futbolista sufrió la lesión en una acción de juego, donde fue a buscar una pelota en el área rival y recibió un golpe por detrás en la zona afectada. Durante su internación le realizaron dos tomografías.

Aún así, no deja de ser un hecho repudiable de violencia que se enmarca dentro de los acontecimientos que se vivieron días atrás en Luan Toro, en 2019 en cancha de Mac Allister e incluso, en la misma localidad de Vértiz en 2013. Un hecho más que empaña el verdadero espíritu del deporte y que, en vez de llamar a una reflexión, se repite constantemente sin encontrar una solución para su erradicación.

Las voces

"Los análisis de sangre dieron bien, pero el hematoma sigue del mismo tamaño", contó Dante Storm, compañero de Aschemacher, en diálogo con El Diario.

"Tiene comprometido el riñón con bastante riesgo que se lo extirpen", agregó el capitán de CSM.

La acción de juego donde recibió el golpe el futbolista fue una acción más aunque no hay que dejar de resaltar que la final se disputó en un clima caliente, tanto en la ida, como en la vuelta.

"Esto no fue una tragedia porque ganamos. El árbitro hacía todo lo posible para que ganara Vértiz", explicó el futbolista. Si bien el partido terminó 1 a 1, en la ida ganó CSM 1 a 0 por lo que se consagró campeón en Vértiz.

En el video del partido, se observa la acción donde fue lesionado Facundo Aschemacher. En un córner, el jugador número 6 de Vértiz golpea al 10 (Aschemacher) y luego patea al mediocampista cuando se encontraba en el piso. "El árbitro ve la situación y le saca amarilla. Si viste lo que hizo, es roja. Así todo el partido. Codazos, pegar sin pelota, escupir y el árbitro permitía todo", contó Storm.

"Entendemos que los árbitros se pueden equivocar, pero esto era intencional. Le pedíamos explicaciones y te prepoteaba. Cuando golpearon a Facundo nos decía "¿quieren que entre la ambulancia, después no se quejen cuando adicione minutos".

Desde la Colonia Santa María criticaron la designación del árbitro, Flavio Mendoza, que reside en General Pico pero tiene una hija viviendo en Vértiz. Es un juez que actualmente dirige en la Liga Pampeana de fútbol. Los campeones contaron que habían realizado un reclamo formal cuando se enteraron de la designación del árbitro.

Ambiente

Ambos intendentes no estuvieron a la altura de sus funciones, tanto Aschemacher de Santa María como Giacomino de Vértiz, no cumplieron con su deber de organización, control y coordinación de su gestión municipal.

"Cuando llegamos a la cancha, fuimos hacia el vestuario y el intenente nos salió al cruce. Nos mandó a cambiarnos a la combi diciendo que eso le habíamos hecho cuando jugamos de local y no es cierto. Los chicos se cambiaron en el salón", contó el capitán de CSM.

Y añadió "nos mandaron a hacer la entrada en calor a un sector y después aparecieron los jugadores de Vértis, que nos amenazaban e insultaban, asi que nos fuimos".

En el partido hubo cuatro expulsados, Gastón, Marcos y Facundo, todos hermanos Aschemacher. Allí también hubo situaciones de peligro. "Cuando Gastón sale de la cancha, le tiraron un ladrillazo que le pega a nuestro técnico en la cintura. Tuvo que saltar un tapial para llegar a la hinchada de CSM porque aparecieron como cinco tipos de un lado que lo querían agarrar a trompadas", manifestó Storm.

El partido se recalentó en los días posteriores a través de las redes sociales donde hubo acusaciones cruzadas, de uno y otro lado, con mensajes de odio, de racismo y de discriminación. Señores, nunca más.

También te puede interesar...