La Pampa

Segmentación de tarifas en marcha: críticas de la CPE

Un informe de la Gerencia del Servicio Eléctrico y Alumbrado Público de la CPE pretende "brindar información precisa" a miles de asociados y asociadas de la Cooperativa, respecto de las nuevas reglas que involucran a las tarifas eléctricas.

La Cooperativa Popular de Electricidad mostró un crítico discurso respecto de la segmentación de tarifas que se pone en marcha en el actual período. La entidad solidaria, en un informe difundido por su área de Servicio Eléctrico y Alumbrado Público, admitió la "falta de claridad" de algunas decisiones del gobierno nacional e informó que puso en conocimiento de ese tipo de situaciones a la Provincia.

La CPE hizo un detallado informe de la situación histórica respecto de cómo se conforman las tarifas. También realizó algunas advertencias y admitió que el proceso que deriva en el actual estado de cosas implicó contramarchas y confusiones.

La CPE recordó en una publicación que difundió en su revista digital "1 de Octubre" que el proceso de segmentación de tarifas del Servicio Eléctrico se enmarca en una decisión del Gobierno Nacional amparado en el Decreto N°332/2022. Alcanza a los servicios de energía eléctrica y gas que se prestan a usuarios residenciales.

El informe de la Gerencia del Servicio Eléctrico y Alumbrado Público de la CPE pretende brindar información precisa a miles de asociados y asociadas de la Cooperativa, respecto de las nuevas reglas que involucran a las tarifas eléctricas.

La realidad pampeana

En nuestra provincia, la energía eléctrica tiene como fuente mayoritaria el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) al que se vincula la Administración Provincial de Energía (APE) de La Pampa. El "valor final" del servicio eléctrico se compone de tres rubros: costo de la energía eléctrica; costos operativos propios del distribuidor; y cargos nacionales, tasas municipales e impuestos provinciales y nacionales. El "costo de la energía" se compone de los rubros que se pagan al MEM -administrado por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA)-, más el costo propio de la APE pampeana.

La CPE recuerda que desde diciembre de 2001, como consecuencia de los hechos políticos y económicos ocurridos en el país, la determinación de los precios en el MEM se ha visto modificada por diversos mecanismos regulatorios establecidos por el Gobierno Nacional. Desde entonces y hasta la fecha, el Gobierno Nacional decidió transferir a los demandantes en el MEM (distribuidores y grandes usuarios) una parte de la remuneración a los generadores nacionales.

Es decir, ya no se cobraba a los distribuidores y grandes usuarios un precio ligado a los costos de la generación sino más bien un precio "político", que contemplaba la tremenda crisis que atravesaba el país. Esto, como era de esperar, generó una brecha entre los pagos y esa referencia de los costos reales de la generación.

Brecha creciente

La cooperativa pampeana advierte que la brecha entre lo pagado y lo cobrado por CAMMESA fue creciendo y, para afrontar el déficit, al principio se fueron afectando las disponibilidades existentes en el Fondo de Estabilización del MEM pero, previsiblemente, este fondo se agotó.

Sólo a modo anecdótico, a junio de 2003, el Fondo de Estabilización acumulaba un resultado negativo de 26,3 millones de pesos. El Estado Nacional, bajo la figura de un préstamo, asistió entonces a CAMMESA para pagar a los generadores, cubriendo la brecha comentada.

Con el tiempo, los gobiernos nacionales practicaron diferentes mecanismos regulatorios pero en definitiva la brecha fue cubierta con la figura de Subsidio del Estado Nacional. Desde el período "agosto 2009" el subsidio se explicitó como un concepto específico en las facturas que las cooperativas pampeanas emiten. Esta exposición se dejó de hacer desde el período "febrero 2016".

En noviembre de 2011 se inició un proceso de quita del mencionado subsidio nacional a usuarios no residenciales, en función de su actividad económica. Paulatinamente se incorporaron más actividades de usuarios no residenciales. Este proceso no se continuó más allá de los primeros meses de 2016.

Congelamiento y después

Desde enero de 2020 Nación dispuso un congelamiento del precio de la energía en el MEM —propuso que en todo el territorio nacional las tarifas a usuario final se mantengan y la Provincia de La Pampa adhirió—. Para ello sancionó la Ley 27541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública. El plazo original de 180 días se prorrogó por un periodo igual, en virtud de la situación epidemiológica por el Covid-19.

Con el período "abril 2021" se inició un proceso de aumento del precio en el MEM para los usuarios no residenciales; primero alcanzó a los Grandes Usuarios con potencia desde 300 kW —en la CPE hay nueve usuarios en este grupo—. Desde "agosto 2021" se volvió a explicitar el subsidio en las facturas del servicio eléctrico provincial.

En agosto de 2021 y febrero de 2022 se aumentó nuevamente el precio de la energía en el MEM a los Grandes Usuarios con potencia desde 300 kW —con la sola excepción de los Organismos Públicos de Salud y Educación: en el caso de la CPE está solo el Hospital Lucio Molas— vía reducción del subsidio del Estado Nacional. En marzo de 2022 el subsidio se redujo para todos los usuarios, salvo para los Grandes Usuarios a los que se había reducido en las fechas antes mencionadas. La reducción fue del 8% para los usuarios residenciales, 14,6% para no residenciales y 24,6% para el caso del Hospital Lucio Molas.

En mayo de 2022 se eliminó el subsidio a los Grandes Usuarios con potencia desde 300 kW, manteniéndolo solo a los Organismos Públicos de Salud y Educación. En junio de 2022 el subsidio se redujo: 5% para los usuarios residenciales y 10% para no residenciales. En septiembre de 2022 se redujo 20% para los usuarios no residenciales.

Segmentación de tarifas

El Decreto N°332/2022 dispone cambios en la orientación del subsidio del Estado Nacional hacia los consumos residenciales. Actualmente, el subsidio es el 78% del valor sancionado en el MEM para la demanda de usuarios residenciales. El Decreto también definió los criterios socio-económicos para caracterizar a los usuarios o titulares del servicio eléctrico en tres niveles: Nivel 1: ingresos altos, Nivel 2: ingresos bajos y Nivel 3: ingresos medios.

El Gobierno Nacional creó el Registro de Acceso a los Servicios de Energía (RASE) al que deben acceder vía internet todos quienes aspiran a conservar el subsidio. Con la información que aporta cada persona, se la califica provisoriamente en uno de los tres niveles y después se verifica la información con diferentes bases de datos, para asignar el nivel definitivo.

El programa de segmentación contempla los siguientes cambios en la asignación del subsidio:

Nivel 1: ingresos altos, quita escalonada y progresiva hasta el 100%

Nivel 2: ingresos bajos, acceden a un subsidio que incremente el valor del servicio anual hasta el 40% del Coeficiente de Variación Salarial del año anterior.

Nivel 3: ingresos medios, acceden a un subsidio que incremente el valor del servicio anual hasta el 80% del Coeficiente de Variación Salarial del año anterior.

"Falta de claridad"

La CPE dice que el proceso de implementación, en el que estamos al día de la fecha, "estuvo marcado por la actuación de tres equipos de funcionarios nacionales de las áreas encargadas del programa, por falta de claridad en la difusión, por dificultades instrumentales para acceder al RASE y limitado acompañamiento de organismos del Estado".

La CPE extendió la atención al público en todas sus oficinas comerciales desde el primer día en que se habilitó la inscripción en el RASE, "medida necesaria para acompañar a las asociadas y asociados que buscaban conservar el subsidio" y que, sea por falta de acceso a internet o por dificultades en la comprensión del trámite corrían el riesgo de no lograrlo.

Para su aplicación desde el período "septiembre 2022", se han anunciado los precios en el MEM y consecuentemente los subsidios para cada nivel:

Nivel 1: ingresos altos, quita del 21% del subsidio, que provocará un aumento entre el 20% y el 22% en el valor final del servicio.

Nivel 2 y 3: ingresos bajos y medios, conservan el mismo valor de subsidio.

El pasado 12 de septiembre se recibió el listado con los usuarios residenciales con la asignación del nivel realizada por Nación y para su aplicación en la liquidación del servicio eléctrico en el período "septiembre". Se ha procesado esa información "y planteado a las autoridades las cuestiones que consideramos merecen aclaraciones y/o salvedades", dice la entidad solidaria.

Apunta que una resolución reciente de la Secretaría de Energía de Nación, dispone que, para el caso del Nivel 3 (ingresos medios), a la energía consumida por encima de 400 kWh en el mes, se le aplicará el subsidio establecido para el Nivel 1 (ingresos altos).

El 97% de los usuarios residenciales consumen hasta 500 kWh/mes.

Para un suministro de 246 kWh/mes, Nivel 1, el precio final se incrementará $ 807 en el período 09-2022, pasará de $ 3.989 a $ 4.796.

Entre los aspectos planteados a las autoridades provinciales para elevar a las áreas del Gobierno Nacional que correspondan, está el referido al canal que se pondrá a disposición para gestionar reclamos por asignación del nivel como así mismo los plazos para su resolución.

También te puede interesar...