La Pampa

Caso Lucio: fiscales viajan a General Pico a tomar declaraciones

''

El equipo a cargo de la investigación tomará testimonios a familiares de la víctima en los próximos días. La situación de las detenidas.

El Ministerio Público Fiscal informó que, en los próximos días, viajará a General Pico para recibirles declaraciones testimoniales a familiares y amigos de Lucio Dupuy, el niño de cinco años que falleció el viernes 26 de noviembre.

Uno de los integrantes del equipo especial conformado para investigar el homicidio, el fiscal Walter Martos, señaló que “ya tuvimos una entrevista informal con el padre y los abuelos paternos” del pequeño; por lo que el próximo paso será oír formalmente los testimonios de ellos y otros familiares que se domicilian en la ciudad del norte provincial.

A su vez, junto con esas diligencias, en los próximos días también serán entrevistados vecinos y vecinas de la madre de Lucio y profesionales de distintas áreas que tuvieron alguna intervención relacionada con el interés de la causa.

Por otra parte, Martos confirmó que el Poder Ejecutivo Provincial envió “prácticamente todos los informes” que les fueron requeridos; como así que les llegó la ampliación del informe de la autopsia del cadáver de la víctima.

Hasta el momento, en la causa están imputadas la mamá del niño, Magdalena Espósito Valenti, por el delito de homicidio calificado por el vínculo; y su pareja, Abigail Páez, por el delito de homicidio simple. Ambas permanecen detenidas en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis.

Martos reiteró que, de acuerdo a las pruebas que se incorporen al expediente, esa carátula provisoria podría agravarse.?

La situación de las detenidas

Por otra parte, las dos detenidas del caso, Magdalena Espósito (la madre del niño) y su pareja, Abigail Páez, continúan detenidas en San Luis, en el Complejo Penitenciario N°1.

Ya recibieron visitas, se anotaron para terminar el secundario tras las rejas y comenzaron a convivir con otra interna que está acusada de un crimen similar. Infobae informó en las últimas horas que están en celdas contiguas.

En el transcurso de esos días ambas mujeres recibieron apoyo psicológico, se entrevistaron con algunas autoridades del penal y con enviados del Ministerio de Derechos Humanos.

También tuvieron una reunión con personal de Educación donde las mujeres les contaron que no tenían el colegio secundario terminado y que tenían intenciones de finalizarlo. En ese momento les tomaron los datos y formalizaron la inscripción para el ciclo que comienza el año que viene.

Las jefes del modulo femenino del Complejo Penitenciario decidieron que tanto Espósito como Páez continúen viviendo en el mismo pabellón que hasta ahora, que será cerrado para ellas. No quieren que se crucen con el resto de las internas, por ahora.

Sin embargo, no serán sólo dos las convivientes en ese lugar. Se sumará a ellas una tercera interna, que ingresó al penal hace unos meses y que está acusada también de haber asesinado a su pequeño hijo, de la misma edad de Lucio.

Otro cambió en la vida de Espósito y Páez es que al terminar el período de encierro podrán salir al patio para caminar o correr y también utilizar el teléfono público. En los próximos días también tendrán habilitados los cursos que suelen ofrecerles a las detenidas: corte y confección, computación o algún taller en la biblioteca. Todo va a depender de como avance la progresiva adaptación. Por ahora, continuarán aisladas.

También tendrán la posibilidad de recibir visitas de 9 a 13. Esto les fue informado en la tarde del domingo y una de ellas ya hizo uso de ese beneficio. El lunes por la mañana, Abigail Páez recibió la visita de su mamá con quien estuvo por el lapso de una hora.

La imputación formal contra las dos sigue siendo la de homicidio agravado por el vínculo en el caso de Magdalena Espósito, por ser la madre, y homicidio simple en cuanto a Abigail Páez. Pero la causa sigue sumando elementos y nadie descarta que las acusaciones puedan agravarse en las próximas horas.

También te puede interesar...