La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 25 de mayo de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    ALSINA – Av. Alsina 351 - Te: 4-14546
    DAVIT - Telén y San Luis - Te: 4-18833
    FARMATOP – Av. A. Palacios 1213 – Te: 4-14141
    NORTE S.C.S. – Escalante 52 - Te: 3-86860
    VAZQUEZ – Schmidt 1501 esq. Andrada - Te: 4-17138

    GENERAL PICO

    DEL MAR II - Calle 17 N° 1277 - Tel: 320303
    FRONTINI - Calle 1 N° 936 - Tel: 421457
    MODERNA - Calle 9 esq. 112 - Tel: 422828
    N. SRA. DE LUJÁN - Av. San Martín esq. 21 - Tel: 426765

    TOAY

    SOCIAL - Av. 13 De Cab 1055 - Tel: 38-1728

Del tiempo que pasamos en Internet, las grandes corporaciones que existen hoy en día saben mucho de nosotros, por eso nos ofrecen unos servicios tan certeros cuando buscamos algo. Si quieres limitar que se sepa tanto de tu presencia en la red, te vamos a contar 5 formas que puedes poner en marcha para conseguirlo.

Los grandes como Amazon, Facebook o Google, entre otros, saben mucho de nosotros a través de lo que vemos en la red y así pueden saber numerosos datos, como las cosas que nos gustan, que nos disgustan, de lo que hemos buscado en los últimos días, de aquello que hemos desechado, etc.

Todos estos datos son utilizados por distintas compañías para ofrecernos justo aquellos que buscamos o incluso para hacernos ver que algo es justo lo que queremos.

Por eso mucha gente quiere optar por desaparecer de la red y eliminarse por completo de Internet, algo que es muy complicado o simplemente imposible, aunque sí que podemos limitar nuestro propio impacto en la red de las maneras que ahora mismo te vamos a contar.

Empresas de gestión de datos

Está claro que la recopilación de datos es un negocio y además bastante fructífero, de ahí que haya en el mundo tantas empresas que se dedican a ello.

Estos datos son primordiales para la estrategia comercial de muchas de las empresas que operan en Internet, ya que se basan en ellos para realizar cambios en la propia estructura de su negocio para así ofrecer a sus potenciales clientes los productos o la publicidad más acorde con lo que ellos buscan.

Estas empresas recopilan información como puede ser nuestro nombre, la dirección, la fecha de nacimiento e incluso nuestros hábitos en la red, en redes sociales o en lo referente a las compras.

Como imaginarás estos datos son oro puro para cualquier empresa que quiera vender cualquier tipo de cosa, es decir, saber muy de cerca como son sus clientes y que hacer, casi exactamente, para que se fijen en su producto, no tiene precio.

Existen algunas de estas empresas que son famosas a nivel internacional como Acxiom, Oracle o Epsilon, entre otras. Puedes ver varias de ellas (231 en total) en la base de datos que creado Privacy Rights Clearinghouse, una organización sin ánimo de lucro.

En Europa estamos cubiertos por la RGPD por lo que podremos exigirles que elimine nuestros datos. Desde YourDigitalRights han creado formularios de exclusión voluntaria para 10 de los mayores corredores de datos que hay actualmente.

Resultados de Google

Partiendo de la base de que cambiar la forma en la Google muestra los resultados de las búsquedas es imposible, sí que podemos tomar medidas para conseguir que al menos los datos estén actualizados.

Es decir, que no salga información de hace 10 años como actual, algo que puede ser sumamente perjudicial para un usuario, además de no tener sentido.

Si aparecen datos nuestros en una web y no están actualizados se podrá solicitar a dicha página que borre toda esa información. A partir de ahí, la propia Google ya actualiza dichos datos en el momento en que los cambios son significativamente diferentes a las versiones que ha indexado anteriormente.

La propia Google elimina datos que sean dañinos para nosotros como fotos, pornografía falsa, datos financieros, datos médicos, identificaciones privadas, doxing o fotos de niños no permitidas. Para más información acerca de esto podemos entrar en la ayuda de la empresa.

borrainternet a

Eliminar cuentas antiguas

Internet no es algo de hace dos días y los que llevamos muchos años (desde que llegó a España exactamente) podemos tener un montón de cuentas obsoletas en webs que o no existen, o nos hemos olvidado de ellas o se han fusionado con otras.

El hecho de ir buscando estas webs y registros antiguos es una tarea que llevará horas, días o incluso meses, puesto que pocas no hay y, lo peor de todo, es que muchas ya no sabemos ni dónde podemos buscar.

Lo primero que podemos hacer es ir por las cuentas de correo que nos acordemos, viendo si podemos ir revisándolas y eliminándolas. Podemos servirnos de webs como Justdelete.me, ya que contiene una lista con enlaces de eliminación de muchas webs y correos.

Si no recordamos más lugares donde hayamos entrado, podemos optar por ver las contraseñas guardadas en nuestra navegador o navegadores para ver si así conseguimos recordar algún otro lugar donde podamos tener una cuenta antigua para eliminar.

También debemos buscar nuestro propio nombre en línea y combinarlo con otros datos personales, por ejemplo, la dirección de correo electrónico o el lugar donde vivimos, para ver qué surge algún tipo de información o registro.

Limpiar historial digital

Para limpiar de manera masiva cuentas que tengamos antiguas y así tener nuestro historial digital cada vez más liviano, la facilidad no será una de las características del proceso.

Por ejemplo, si tenemos cuentas antiguas de Gmail, siempre podemos borrar todo de manera masiva utilizando el comando de búsqueda olden:than: y después agregando el tiempo que queramos (1 años, 10 meses o 5 minutos, eso como veamos).

En Twitter es mucho más complicado, aunque podemos servirnos de webs como Tweet Deleter (de pago) o TweetDelete para eliminar los tweets antiguos de manera masiva. Otra opción es eliminar la cuenta de Twitter por completo, sobre todo si no es la que usamos en la actualidad.

Si queremos realizar lo mismo en Facebook debemos ir a Configuración y privacidad, después a Registro de actividad y seguidamente seleccionar el tipo de actividad que deseamos eliminar, desde publicaciones propias hasta fotos en las que estamos etiquetado. Aunque tenemos la misma opción que Twitter, es decir, podemos eliminar directamente la cuenta.

Para el resto de las plataformas debemos buscar en cada una de ellas donde podemos hacer para borrar todo lo que tenemos en ellas que sea muy antiguo o borrar la cuenta para que así no haya errores de ningún tipo.

Evidentemente, si las cuentas son antiguas y no son las que utilizamos actualmente, nuestro consejo es borrarlas, de esa manera nos aseguramos de que no hay nada que nos pueda pasar.

Legalmente

La última opción que tenemos es la de borrar nuestras huellas digitales utilizando los medios legales que tengamos a nuestro alcance, para lo que tendremos que asesorarnos por abogados especializados en este tema y ver qué posibilidades tenemos.

Evidentemente, podremos solicitar que se suprima de la red cualquier tipo de información dañina hacia nosotros, de fotos no autorizadas o de cualquier tipo de contenido que pueda dañar nuestra imagen y honor.

Existen servicios como DeleteMe que intentará eliminar todos los datos que haya en empresas de recopilación de datos que venden su información, aunque esto también lo podremos hacer por la legalidad normal, es decir, por medio de un juicio.

Como habéis podido leer, desaparecer de la red es más complicado de lo que pudiera parecer en un principio, sobre todo para aquellos que llevan muchos años, ya que muchos lugares donde se registraron han desaparecido o se han englobado en otros.

Datos nuestros siempre habrá en la red, pero sí que es cierto que podemos limitarlo o pasarnos horas para ir eliminando todo aquello de lo que nos acordemos.

También podemos limitar nuestra acción en la red con navegadores más privados o no aceptando ciertas cláusulas de ciertas herramientas con respecto al tratamiento de nuestros datos (todo dependerá de si sigue funcionando) e incluso intentar que amigo o familiares sigan estas pautas, puesto que mucha información nuestra también viene de ellos.

El resumen es evidente, se puede intentar desaparecer, pero cuesta mucho tiempo, a veces dinero, y no es posible garantizar que no habrá datos nuestros al 100%.