El empresario de la comunicación Marcelo de Ambrosio rescató el incentivo planteado por el Gobierno. Dijo que es "una forma de reconocer el mérito a quien produce”.

General Pico (Agencia) - El Plan de Promoción de Inversiones Productivas, cuyo paquete de leyes fue girado ayer a Diputados, sigue sumando adhesiones de referentes empresariales. Marcelo De Ambrosio, dirigente de CICAR y la Cámara de Internet, calificó la iniciativa como “algo innovador” al observar que esta vez no se trata de una moratoria o un apoyo al que inicia una actividad, sino que es un incentivo concreto a quien ya tiene un recorrido empresarial. “Es una forma de reconocer el mérito a quien produce trabajo”, remarcó.

El Ejecutivo Provincial giró ayer a la Cámara de Diputados las tres leyes que componen el Plan de Promoción de Inversiones Productivas, que el gobernador Ziliotto anunció el pasado viernes. Mientras tanto, la iniciativa cosecha elogios y expectativas en el sector empresarial.

El empresario piquense Marcelo De Ambrosio, quien participó del anuncio como referente de CICAR y la Cámara de Internet, resumió la idea del Gobierno pampeano como “meritoria”. Y explicó al respecto que “en el país por lo general se habla de moratoria, si vos no pagás te dan una moratoria, pero nunca hay ‘meritorias’ para aquellos que toman más gente o producen diferente, entonces, esta es una forma de reconocer el mérito a quien produce trabajo”.

Y agregó: “Acá te están diciendo que si producís un trabajo nuevo que incremente la mano de obra, aunque sabemos que hay que ver en detalle lo que terminen regulando, pero se podrían utilizar los Ingresos Brutos para el pago de esos haberes. Y es excelente, no solo para el empresario, sino también para el Gobierno, porque el Gobierno resigna plata por los Ingresos Brutos, pero se genera mano de obra y de alguna forma al Gobierno le sigue entrando plata, tiene más empleo y menor asistencia”.

De Ambrosio insistió en que “hay que ver cómo termina articulado y se implementa finalmente todo esto, pero en principio me parece excelente y debieran existir muchas más medidas innovadoras como esta, donde el Gobierno se plantee cómo ayudar a quien produce más trabajo. Esto es empezar a convertir los impuestos en trabajo, es algo innovador”.

El empresario vinculado a las comunicaciones remarcó que “me parece bárbaro porque por lo general se apoya al emprendimiento nuevo, mientras que el emprendimiento grande y bueno que lleva años parece que tiene que correr solo, pero a veces ese puede ser el ejemplo para generar más trabajo, esta es la oportunidad”.

Hacia afuera

De Ambrosio consideró también oportuno el momento del anuncio, al detallar “el contexto general en cuanto al valor del dólar, el valor de la mano de obra, la posibilidad de generar trabajo para afuera del país y con muchos puestos de trabajo que se perdieron o hay que reconvertirlos”.

Y al respecto remarcó: “Se habló de empresarios que trabajen con servicio fuera del país y eso me pareció muy interesante, porque como empresarios argentinos hoy tenemos que mirar más que adentro hacia afuera de Argentina. Nosotros estamos devaluados y con una capacidad humana muy buena, con posibilidad de generar trabajo hacia afuera, y estamos hablando trabajo del conocimiento, que no arranca de un día para el otro, sino que hay que tener una historia empresarial que venga generando conocimiento”.

“Más que mirar la provincia de al lado, yo digo que hay que analizar como miramos fuera del país, que es lo que quiere el Gobierno Nacional y lo que debe querer el Gobierno Provincial, que entre plata de afuera”, insistió el empresario. Y sumó: “Por eso digo que esta es la oportunidad para analizar otras alternativas, decir, aquellos que den mano de obra intensiva, pero además sea mano de obra con conocimiento como puede ser software, ofrecerle algo extra”.

Para concluir en que “el conocimiento trae una industria que no se ve, pero que derrama mucho y es una industria que el Gobierno debe apoyar, como se está haciendo ahora con el Polo Tecnológico donde se está pensando en que venga gente, y a esa gente se la puede ayudar o retribuir de alguna forma, eso va a ser multiplicador de mano de obra y va a ser una industria que va a derramar en la ciudad y la provincia”.