Las personas interesadas en opinar sobre las diez propuestas de obras que hizo el Gobierno piquense pueden votar desde el sitio de Internet de la Municipalidad.

General Pico (Agencia) - Los vecinos y vecinas de Pico votarán hasta fin de mes por una de las 10 propuestas del Presupuesto Participativo que se llevará a cabo en 2021. Son más de 2000 los votos emitidos en la web del municipio y se espera un crecimiento en la última semana de votación.

Este año, con la nueva gestión municipal, se decidió cambiar la modalidad y en vez de realizar varias obras en distintos barrios, se dispuso un abanico de 10 propuestas en diferentes espacios de General Pico y con variada finalidad, varias de las cuales están vinculadas al esparcimiento y la actividad física.

Los vecinos y vecinas de General Pico podrán votar en la página web del municipio (generalpico.gov.ar), ingresando a Presupuesto Participativo 2021 y eligiendo una de las 10 iniciativas, hasta el 30 de noviembre próximo. Hasta el momento, tres proyectos habrían marcado una diferencia en cantidad de votos sobre el resto de las propuestas.

La primera que surgió, y que también generó alguna polémica con los proteccionistas, fue el proyecto de la Hotelería Canina, que propone “la construcción de un nuevo establecimiento en un espacio alejado al ejido urbano, transformando y mejorando gradualmente la situación del actual refugio”, según expresa el proyecto. El objetivo es “lograr que la estadía del canino en el establecimiento sea pasajera. El animal será recibido, registrado, tratado médicamente y luego incluido en una campaña permanente de adopción”.

Las instalaciones de la Hotelería Canina se levantarían en un predio cercano a Metileo y contará con una oficina administrativa, vestuario, cocina, depósito, consultorio veterinario, quirófano, canileras comunitarias e individuales, sector de internación y posoperatorio.

Otro de los proyectos es la construcción de un predio deportivo en el Paseo Ferroviario, que contará con senderos recreativos, canchas de fútbol 5, fútbol 7, cancha de bochas, de ping pong, playón polideportivo y espacios de descanso.

La intención es “recuperar el espacio ferroviario aprovechando sus potencialidades como espacio verde y como patrimonio histórico”, expresa el proyecto. “Su ubicación, entre calle 12 y Avda. San Martín, es muy favorable, ya que ocupa casi el centro geométrico de General Pico”, agrega la iniciativa. Y detalla que el predio posee aproximadamente ocho hectáreas de superficie y en la actualidad no presenta uso.

Otro proyecto relacionado con la actividad física es el “Parque de Calistenia”, complementándose con aquellos lugares que hoy tengan características deportivas. Cabe aclarar que la calistenia “son aquellos ejercicios realizados sin material alguno, donde la resistencia a utilizar será el propio peso corporal. En distintos lugares del mundo la realización de esta disciplina se desarrolla en parques, plazas y lugares públicos con estructuras pensadas y diseñadas para esto”.

Ruedas

Dos de los proyectos están vinculados a las actividades sobre ruedas. Una es la continuación de la red de ciclovías, con la idea de que “la bicicleta sea un medio de transporte generalizado, alternativo y sustentable, uniendo recorridos habituales y vinculando sitios de interés y espacios públicos”. La red vinculará escuelas primarias, secundarias y clubes deportivos de los distintos barrios. Actualmente, hay 16.550 metros lineales de ciclovías en Pico (10.900 ml sobre terreno natural y 5650 ml sobre asfalto).

El otro proyecto es la construcción de una nueva pista de skateboarding, que integre diferentes disciplinas deportivas, tales como skateboarding, rollers, bmx (bicicletas) y patín. La ubicación también sería en el predio ferroviario y para el desarrollo final del proyecto de la nueva pista serán convocados a participar profesionales y referentes de estos deportes con el objetivo de resolver cuestiones de diseño y materialidad requerida.

Además, se proyecta la elaboración de senderos en la ruta 1, para llevar a cabo actividades recreativas en el sector Sur de la ciudad. La intención es evitar que los vecinos dejen de utilizar las banquinas de las rutas para llevar a cabo actividades de running, caminatas o paseos recreativos.