La policía encontró a veinte jóvenes a las 2 de la madrugada, en un campo al sur de la localidad.

 Dos agentes policiales que recorrían la zona rural desbarataron este sábado a las 2 de la madrugada una fiesta clandestina en un campo ubicado a dos kilómetros al sur de la localidad de Doblas. Los policías recorrían en forma rutinaria y sospecharon porque vieron luces dentro del predio.

Allí encontraron a una veintena de jóvenes, de entre 17 y 23 años, que participaban de una fiesta. Algunos huyeron. Pero la policía identificó a nueve participantes y los notificó judicialmente. Actúa el fiscal Máximo Paulucci, de Santa Rosa.

Los dueños del campo no son de la provincia. Y el encargado no tenía conocimiento de la organización de la fiesta. Aparentemente lo habría organizado el hijo de una persona que trabaja en el establecimiento rural.

Cabe recordar que los encuentros sociales y familiares después de las 20 horas de sábado y domingo están prohibidos en el marco de las medidas de prevención ante la pandemia del coronavirus.