Luego de las dos movilizaciones de trabajadores municipales ante el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, la intendenta Fernanda Alonso confirmó que esta semana recibirá a los tres gremios con representación en la planta de empleados: SOEM, ATE y UPCN.

Cabe recordar que el pasado viernes se realizó la segunda movilización de trabajadores, donde un grupo de referentes fue recibido por dirigentes del SOEM, sin presencia de ATE ni UPCN, encuentro en el que el gremio de los municipales se comprometió a conformar una comisión de gremialistas y empleados para revisar “punto por punto” el nuevo Estatuto, resistir la reforma, y centrar el reclamo en el pase a planta permanente de los 304 contratados con aportes.

Tras ese encuentro, los tres gremios elevaron una a la intendenta Alonso una solicitud de reunión, que este martes  la jefa comunal confirmó.

“He recibido una nota por parte de los tres gremios (SOEM, ATE y UPCN) que han estado en contacto con este sector de los empleados, me han pedido una audiencia y la estaríamos pactando para esta semana”, confirmó Alonso.

Consultada si tenía previsto atender también a los contratados con aportes, la intendenta ratificó “la reunión la pidieron los gremios, se la damos a los gremios”.

Sobre la posibilidad de un paro de actividad, medida con la que amenazaron los manifestantes si se avanza con la reforma del Estatuto, Alonso insistió en que “no lo hablaron con nosotros, lo hablaron con los gremios y por eso vamos a escuchar en la audiencia que están solicitando. Obviamente nosotros estamos en contacto permanente con los gremios y es lo que vamos hacer, recibirlos en la Intendencia”.

Alonso prefirió no avanzar en consideraciones sobre la cuestión de fondo, al menos hasta que mantenga el encuentro con los dirigentes gremiales. A pesar de ellos, El Diario pudo recabar otros testimonios oficiales fuera de micrófono, que ratificaron la intención de la actual gestión de avanzar en la reforma del Estatuto Municipal, cuyo respaldo gremial ya fue firmado por los tres sindicatos durante las últimas semanas de mandato de Juan José Rainone.

Para lograr la reforma, Alonso agotaría todas las instancias de diálogo con las partes involucradas, pero convencida en la necesidad de realizar los cambios para permitir a futuro que el Municipio logre un equilibrio económico, financiero y de relación con el personal.

Otro dato que ayer pudo confirmar este medio es que, de los 70 manifestantes que participaron de las dos manifestaciones, menos de 10 serían contratados con aportes. En este punto, vale aclarar, como ya se repitió reiteradas veces, que la modificación del Estatuto rige hacia adelante y jamás afectaría a quienes hoy son empleados de planta.

En cuanto al reclamo del pase a planta permanente de los 304 contratados, desde el Municipio verían como muy complejo hacerlo con todos de un momento a otro, y mucho más difícil lograrlo sin reformar previamente el Estatuto.