El pasado 13 de julio fue visto por última vez cuando caminaba por una calle de Macachín. Lo tomó una cámara de seguridad. La billetera apareció tirada en la calle, a tres cuadras de su domicilio. 

 Este jueves se cumple un mes de la desaparición del vecino Ismael Rubén Gómez (69) de la localidad de Macachín. Los investigadores no logran dar con su paradero y ni siquiera hay una pista firme de lo que pudo haber ocurrido.

Cuando se denunció su desaparición, los investigadores pusieron en marcha el protocolo de búsqueda de personas a nivel nacional que tiene en cuenta cuatro hipótesis: suicidio, homicidio, accidente o muerte natural. "Estamos investigando todas las hipótesis", aseguró, en diálogo con El Diario, el fiscal Oscar Cazenave.

Gómez de 69 años desapareció el lunes 13 de julio de su vivienda de la calle Santa Fe 70 de Macachín. Mide 1,60 metros, pesa 70 kilos, y tiene tiene tez trigueña y cabello rubio lacio corto. Es de contextura robusta encorvada, tiene ojos celestes claro y posee dificultad para caminar.

busqueda

La Policía junto al Ministerio Público Fiscal lo ha buscado en la localidad y también en las inmediaciones. Han realizado rastrillajes terrestres e incluso han utilizado parapentes con motor para sobrevolar la zona. Canes adiestrados en búsqueda de personas también han sido puestos a disposición de la investigación.

Mariano Guijarro, abogado de Adrián Gómez, hijo del hombre desaparecido comentó que "la familia está conforme con la investigación, pero no hay novedades. Cada día que pasa se pone todo un poco más difícil. Macachin no es tan grande como para no poder encontrar a una persona, pero no tenemos un rastro como para saber dónde o cómo".

Reveló que "hay una cámara de seguridad del pueblo que lo toma en una esquina y es el último contacto visual que se tiene, en ese lugar también lo vio un vecino. Encontraron su billetera tirada a tres cuadras de su casa. El celular estuvo activo hasta el sábado y se apagó, lo tomaron las antenas de Macachin. Esto para la localidad es algo sumamente extraño".

"Ismael vivía solo en un departamento, tiene un hijo que es Adrián y está divorciado de su mujer, pero tenían una relación normal. Es una persona mayor con mucha dificultad para caminar, que está medicada por distintas situaciones, la línea de investigación no pasa por una pelea con alguien", aseguró Guijarro.