El  exfuncionario en La Pampa, durante la gestión de Tierno como ministro, era el único detenido en la causa por espionaje en el gobierno de Macri.

El juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, proceso y excarceló al exespía, Alan Ruiz, en el marco de la causa por el espionaje al Instituto Patria y al domicilio de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El exdirector de operaciones especiales de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que comandaba Gustavo Arribas, se había convertido el pasado 20 de junio, en el primer detenido en el marco del entramado de espionaje ilegal.

Ruiz fue funcionario en La Pampa durante la gestión de Juan Carlos Tierno como ministro de Seguridad.

En su dictamen, la fiscal Cecilia Incardona sostuvo que las maniobras sobre el instituto Patria y la persona de la Vicepresidenta en 2018 habrían sido ejecutadas en base a órdenes que habría impartido Silvia Majdalani, a quien el juez decidió llamar a indagatoria el próximo 12 de julio. El 13 será el turno de Gustavo Arribas.

Según la acusación, estas directivas habrían sido instrumentadas por Ruiz, a quien la fiscalía pidió procesar sin prisión preventiva, a lo que el juez accedió.

Según la fiscal, Majdalani "tenía un conocimiento actualizado y periódico sobre los avances de esos espionajes ilegales nutridos de los resultados de vigilancias y observaciones".

Los informes de las tareas encomendadas "eran remitidos al equipo de Alan Ruiz y, posteriormente, éste se los elevaba a la nombrada".

La fiscal recordó en el dictamen que, en agosto de 2018, Arribas y Majdalani enviaron una nota a la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso nacional donde sostuvieron "falsamente que no se habían producido seguimientos respecto de Cristina Fernández y que el personal descubierto en el lugar estaba allí realizando tareas investigativas" por orden judicial.

Esto, sostuvo Incardona, "obedeció a la decisión de ocultar que las tareas descubiertas tenían carácter ilegal".

El espionaje al Instituto Patria y a la actual Vicepresidenta no estaba "de ningún modo" ordenado por la Justicia en la causa a la que se aludió "en el momento que se llevaron a cabo", concluyó el dictamen fiscal.