La dirigente social jujeña igual seguirá detenida por otra causa. Hoy un juzgado de esa provincia ordenó liberarla en una causa por asociación ilícita donde la condena no está firme.

La dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue notificada este viernes sobre el cese de su prisión preventiva en la denominada “megacausa”. Sin embargo, la líder social seguirá presa por la causa "pibes villeros".

La decisión fue tomada por el juez de primera instancia del Juzgado de Control en lo Penal Económico y Delitos contra la Administración en San Salvador de Jujuy, Rodolfo Fernández, quien lleva la causa luego de que el juez Isidoro Cruz, aliado del gobernador Gerardo Morales, fuera declararado incompetente.

La decisión de la justicia jujeña también abarca a Gladys Díaz y Mirta Aizama y establece que deberán prestar "caución juratoria, fijar y mantener domicilio, y permanecer a disposición del Juzgado y concurrir a todas las citaciones que se le formulen".

La líder social se encontraba con prisión preventiva en la “megacausa" que investiga el presunto desvío de fondos públicos para la construcción de viviendas, causa en la cual se encuentran imputadas 23 personas entre dirigentes sociales y ex funcionarios nacionales, provinciales y municipales, pero solo Milagro Sala, Gladys Díaz y Mirta Aizama, las tres militantes de la organización Tupac Amaru, contaban con prisión preventiva por orden de Cruz.

Pese a esta última notificación, Milagro Sala permanecerá privada de su libertad y a la espera de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva el recurso extraordinario presentado por su defensa en la causa conocida como “pibes villeros”.

"Hay dos causas: una que está apelada en la Corte Suprema (pibes villeros), y otra que es la megacausa. En ambas Milagro tenía prisión preventiva y en la última el juez ha dispuesto el cese de la prisión preventiva", confirmó Raúl Noro, esposo de Sala, en diálogo con medios locales.

Tras la la novedad judicial, Noro manifestó que "los abogados van a insistir con la solicitud de lo mismo en el caso de 'pibes villeros'", y señaló que "recibieron este aviso felices, en la víspera del 17 de octubre".

(Página/12)