El diputado macrista, Martín Ardohain, acompañaría desde la legislatura las medidas anunciadas por Ziliotto. Destacó la baja impositiva. Pero tiró un reproche por el Fondo de Garantías de $500 millones.

 

"El apoyo que le van a dar a las empresas, es con lo que primero le sacaron", dijo este viernes el diputado macrista, Martín Ardohain, una forma de echarle en cara al gobierno provincial la presión tributaria sobre las empresas, algo que, eso sí lo destacó, con el paquete de medidas anunciadas se aliviará.

Sobre el impacto del anuncio, Ardohain confió que en lo personal es "bueno" porque "hay una parten nueva, que uno viene reclamando,  que es la baja la presión impositiva". "Veníamos escuchando, créditos a tasa cero, a largo plazo, la verdad que son medidas que el Banco de La Pampa y el Gobierno provincial siempre le ofreció a los pampeanos. Pero nunca se puso tanto énfasis como hoy en la baja de impuestos", destacó.

"Uno que camina la provincia y que habla con emprendedores, con innovadores y con comerciantes, lo que los deja afuera del sistema es la presión tributaria. Vemos con muy buenos ojos que hoy la presión impositiva esté en el debate  y que el gobernador se haya comprometido a tenerlo muy en cuenta", redondeó.

Ardohain reconoció que las medidas favorecerán las inversiones. "Estamos cerca de todos los sectores, uno camina y trata de representar a todos. Veo en lo personal que hubo incentivos importantes con el financiamiento del estado", dijo.

De todos modos, el legislador provincial recordó que el jueves la oposición no aprobó la cuenta de inversión del año anterior. "Este apoyo que se le va a dar a las empresas, primero se le sacó. Vamos a mirar por la positiva, está bien que se cree ese fondo, pero se origina ese fondo en una presión impositiva enorme que se hizo a todos los pampeanos. Ese fondo son recursos de todos los pampeanos que el año pasado hicimos un enorme esfuerzo", reprochó.

Finalmente, Ardohain abrió la puerta a la posibilidad de votar favorablemente el Fondo de Garantía, que debe aprobar la legislatura. "En lo personal si, pero represento un bloque que forman cuatro partidos políticos, todos son desarrollistas pero no puedo  atribuirme la potestad. Es un debate que nos viene bien para ver qué provincia queremos. Si podemos, vamos a acompañar", completó.

El rol del estado

-¿Tu partido cuestiona la intervención estatal pero ahora la ves con buenos ojos? -le preguntó El Diario.

-Me cuesta mucho cuando el estado quiere estar en todos lados. Recién hablaba con un grupo de productores, que ven con buenos ojos la baja de impuestos pero la verdad que muchas veces el comerciante , el despensero, el productor, pide que no le den más cosas, pide que no le saquen más. Acá el tema no es ser de un lado o del otro, es la presión impositiva. Hoy lo que se vio diferente es la baja de impuestos, con eso y los incentivos para tomar empleados, algo fundamental por la crisis que estamos viviendo, y poder empezar algunas empresas con estos créditos a diez años, soy muy optimista. Vamos a hacer todo el esfuerzo y analizarlo bien para acompañar el proyecto.

"El estado como garante y motivador está bien, pero por ahí toma un rol tan protagónico. Me parece fundamental para plantear el escenario y desarrollar, todos sabemos que a veces el privado o el que busca el negocio hay sectores que no es rentable y claramente tiene que estar el estado, pero en los sectores donde hay competencia y motivación del privado para competir, el estado puede regular pero hay que dejarlo correr, porque si alguien sabe de cuidar la plata son los empresarios. Esa es la diferencia que tenemos", aclaró.