La tapa de EL DIARIO de hoy

¿Minibuses vs. colectivos?

"Este es un mensaje para el director de la Terminal de Ómnibus. ¿Cómo puede ser que hagan ingresar a las dársenas que están contra la avenida Luro, cuando los baños están en el otro extremo? La verdad es que es una medida sin ton ni son. Y según pudo averiguar mi madre, es porque los choferes de los minibuses mandan más que el jefe de la Terminal. Y los empleados hacen sus cosas particulares, por ejemplo lo que pasa en la Oficina de Informes. ¿Cómo puede ser una cosa así? ¿Dónde está el director o los jefes? El turno de la noche en Informes es un desastre. No hay nada en la Terminal, los de los minibuses mandan más que todos".

Para el BLP

"Muchas gracias a El Diario por darnos este espacio. Quiero preguntar, ¿por qué razón el Banco de La Pampa (BLP) nos manda a los jubilados a cobrar por cajeros automáticos? Nosotros no sabemos manejar los cajeros automáticos, no tenemos ni idea cómo se manejan. Tenemos que estar pidiendo ayuda a alguien. Y no podemos andar de un lado a otro. Antes era mejor, porque íbamos a la caja y cobrábamos tranquilos. Señor gobernador o el presidente del BLP, póngansen una mano en el corazón y piensen en los abuelos, porque a lo mejor, algún día ustedes también van a llegar a viejos y se van a dar cuenta de que no pueden andar dando vueltas de acá para allá. Parece que somos un estorbo. Muchas gracias".

Perros en el hospital

"Este es un mensaje para que alguna autoridad tome cartas en el asunto. ¿Qué es lo que pasa con los perros en el hospital? Porque es impresionante la cantidad de perros que andan adentro de los pasillos. Yo me quejo porque fui a una despensa y como no tenía barbijo me hicieron volver. Y me parece bien, pero resulta que uno va al hospital, que es lugar que tendría que tener normas de asepsia especiales y está lleno de perros vagabundeando que te tiran el aliento encima... ¿Cómo es la cosa? Para algunas cosas te piden muchas medidas sanitarias, pero para otras no... Lo mismo lo que pasa en las fiestas, que están todos sin barbijos. ¿Por qué tenemos que usar de manera obligatoria algunas personas y otras no? Somos todos humanos".

Violencia escolar I

"Para que se terminen los problemas de que los alumnos amenacen a los maestros, es sencillo. Se llama al alumno, a la madre o al padre o encargado. Se los lleva presos a la misma celda a los tres y se los deja unos 15 días a pan y agua, nada más. Entonces, al estar los tres juntos a pan y agua, el padre y la madre van a tener mucho tiempo para hablar con el hijo y explicarle que no se debe agredir a nadie, y que al colegio se va a estudiar y a respetar a los docentes. Nada más. Es sencillo".

Violencia escolar II

"Llamaba preocupado por el tema de la violencia en la escuela. La verdad es que era hora ya de que la oposición y otras fuerzas políticas también se pronuncien respecto a esto. Y se animen a interpelar al señor gobernador o al ministro de Educación. Porque acá parece que los responsables miran para otro lado. Hay que respetar las instituciones y tomar cartas en el asunto. Muchas gracias a El Diario, espero que lo puedan publicar, un saludo".

Violencia escolar III

"Estaba leyendo en "El Gallito Canta" de El Diario el caso de esa docente que vino desde Buenos Aires a buscar tranquilidad a Quemú Quemú y tuvo que renunciar al cargo por amenazas de estos alumnos energúmenos que aparecen que le contestan de manera inapropiada y todavía la amenazan a la docente. Sigo sosteniendo: todo es muy débil. La democracia tiene que ser más dura en todos los aspectos. En todos los sectores. Como ocurre, por ejemplo, en el centro sanitario, que los médicos en vez ingresar a las 8AM recién aparecen con suerte a las 9AM, y nosotros, el público estamos esperando desde las 7AM o antes. Eso no puede ser. Acá el director tiene que tomar cartas en el asunto. Y esto pasa en todas las instituciones u organismos públicos. Y eso no puede ser. Los empleados de Casa de Gobierno y la Municipalidad que entran y salen a cualquier hora. Eso no puede ser. Lo que pasa es que acá nadie tiene autoridad, se ha perdido el sentido del orden. Gracias a El Diario habló el jubilado del centro".