Por los estudiantes

"Este es un mensaje para pedirles a los padres de los pibes estudiantes de los pueblos, que inexplicablemente aún permanecen en Santa Rosa, que por favor los lleven de regreso a sus localidades. Por si no lo saben, en la Universidad Nacional de La Pampa no se dictan clases presenciales, todas las clases y carreras se dictan de manera virtual. Señores padres: ¿tanto les sobra el dinero que tienen resto como para mantenerlos acá en Santa Rosa? Por favor, se los pido, esos chicos y chicas están al pedo acá. Muchos de ellos son los que organizan las juntadas y fiestas clandestinas que vienen transformando a nuestra ciudad en un desastre en materia de COVID. Muchas gracias".

Mateada en el bulevar

"El otro día estaba escuchando al señor gobernador su discurso con las nuevas restricciones. Me parece perfecto todo lo que dijo, pero ¿por qué no salen a controlar con dureza lo que sucede en la avenida San Martín a todos los chicos y chicas que se sientan en el bulevar con el mate y todo...? Después somos perjudicadas las familias. ¿Qué va a pasar con los jardines maternales que tienen que volver a cerrar? Estuvimos cerrados un año, ¿nos van a ayudar a pagarles a los docentes? ¿Qué va a pasar? Está todo bárbaro, pero siempre pagamos los platos rotos por los mismos irresponsables. Por ellos, pagamos todos los que nos cuidamos. Por favor, espero que hagan algo, porque estamos hartos. Gracias".

A favor de Ziliotto

"Señor gobernador y señor ministro de Salud. Me parecen extraordinarias las medidas que han tomado y seguirán tomando. Hay una gran mayoría de ciudadanos que no respetan a aquellos que nos cuidamos. Si acá no nos cuidamos entre todos, esto nos va a matar. Porque es evidente que hay gente que no toma conciencia. No terminan de cumplir los 10 días de aislamiento y salen a la calle para seguir contagiando. Me parece que la mano dura viene bien para mucha gente que no hace caso. Creo que la mayoría de los ciudadanos lo tenemos que apoyar al señor gobernador. Así como alguna vez lo he cuestionado, ahora lo felicito, porque es evidente que se necesita garra para tomar las medidas. Usted es el que manda. Cobre multas, como hace la Provincia de Mendoza. Al que sale a la calle y no lleva colocado el barbijo, multa. Y va a ver cómo se van a cuidar. De lo contrario, si sigue este descontrol, nos vamos a morir todos. Los viejos nos estamos muriendo y vamos a morir más si seguimos así. Porque por más que tengamos las vacunas, no tenés inmunidad 100 x 100. Eso lo sabemos. Y me parece bárbaro el reconocimiento al personal de Salud, porque ya no da más, no da más. Se merece un aumento. La Policía lo mismo. No se la respeta como se la tiene que respetar. Bueno, y si no les gusta la Policía, tiene el Ejército. Pero a alguna autoridad tenemos que respetar. Gracias a El Diario".

Nuevas restricciones

"Por favor, esperaron a tener un promedio de 600 contagiados de coronavirus para sacar este decreto. Esto es lo más parecido al expresidente Fernando De la Rúa que yo he visto. Por favor, por favor, y eso que antes éramos un ejemplo con el manejo de la pandemia".

Estafas con el PAMI

"Con gran sorpresa estaba viendo en los diarios que ha salido una queja que desde 2017 se vienen cometiendo estafas acá en La Pampa con personas fallecidas. Y a mí me pasa algo parecido, yo estoy pagando desde hace tres años la obra social de mi marido que falleció. Son mil y pico de pesos que me descuentan. Fui y presenté una queja en el PAMI, hablé con un abogado y dicen que es por ley. Pero resulta que ahora sale al descubierto que se trata de una estafa. Gracias a El Diario".

¿Y el barrendero?

"¿Qué pasa con el barrendero de la calle San Juan? Parece que lo han cambiado y por mi domicilio, que es entre Raúl B. Díaz y La Rioja, no levantan la basura. Que levanten la basura de la calle porque yo pago mis impuestos. Gracias".

Malos vecinos

"Gracias por permitirnos comunicar. No sé para quién corresponde. Pero en la esquina de Chile y Anza hay miembros de la colectividad gitana. Los señores y señoras mayores no molestan, pero tienen niños pequeños que el otro día pasé yo y escuché que le decían barbaridades a una señora mayor. ¿Cómo puede ser que estos chicos nadie les explica cómo tienen que vivir en una sociedad con reglas? ¿Qué hacen los y las trabajadoras sociales? Yo no sé a quién corresponde, si a la Municipalidad o a la Provincia, pero esto no puede pasar. Por favor, no puede ser que un grupito de niños diga semejantes groserías a las personas que pasan por allí, sobre todo si son mujeres y mayores de edad. La verdad es que me quedé horrorizada. Gracias por publicarlo, pero lo tenía que decir para que se busque alguna solución".