La tapa de EL DIARIO de hoy

Sólo una empleada de la institución recibió a las funcionarias de la Municipalidad. Buscarán que el trabajo continúe con una comisión y el apoyo estatal.

General Pico (Agencia) – Se realizó este martes la reunión para definir el futuro del Hogar Don Bosco, donde quedó claro que las integrantes de la comisión directiva a cargo ya no seguirán, por lo que se convocó a vecinos de la ciudad para conformar una nueva comisión, para así avanzar con la ayuda que el Estado está dispuesto a prestar en las múltiples gestiones que requieran regularizar el funcionamiento de la residencia geriátrica.

Tras la carta presentada por la comisión directiva -con mandato vencido- de la Asociación Civil Hogar Don Bosco, ayer se realizó la reunión para determinar los pasos a seguir. Gabriela Ceresole, empleada de la Asociación a cargo la administración, fue la única persona responsable del Hogar que recibió a la secretaria de Desarrollo Social del Municipio, Daniela Cabrino. La ausencia de las integrantes de la comisión ratificó que el grupo de personas que llevaba tres décadas en la conducción ya se alejó de la entidad y la dejó acéfala.

Ceresole y Cabrino coincidieron que, para pensar en la continuidad del Hogar, el primer paso –y urgente- es conformar una nueva comisión que de respaldo legal a cualquier trámite necesario para revertir la compleja situación. Para eso quedan semanas, ya que la pandemia permitió no hacer asambleas, pero esa excepción ya fue levantada y, de no concretarse dicha instancia, se perdería la personería jurídica.

En diálogo con El Diario, Daniela Cabrino, señaló tras la reunión que “lo primero que se planteó fue la necesidad de trabajar en la conformación de una nueva comisión directiva, que está vencido el mandato. Gabriela Ceresole, quien está a cargo de la administración del Hogar, nos decía que la persona más joven de esa comisión tiene 78 años y obviamente son personas que están muy mayores y no tienen ganas de continuar”.

Y remarcó “por eso hay que avanzar en una nueva comisión directiva que nos permita pensar en la firma de nuevos convenios, en la posibilidad que tengan responsables legales y en función de ello la Municipalidad y el Gobierno Provincial podamos acompañar la situación que tienen”.

Problemas
La secretaria de Desarrollo Social comentó que “hoy por hoy, más allá de la cuestión económica, el principal problema es la falta de adecuación del edificio que derivó en la auditoría de PAMI y la pérdida de la prestación de la obra social en septiembre del año pasado, producto de no estar adecuados a las exigencias de la ley de residencias geriátricas”.

Y confirmó que el “pedido de evacuación” ante el cierre definitivo del Hogar, planteado por nota por la comisión con mandato vencido, queda en suspenso ante la posibilidad de armar una nueva comisión. “Esa comisión, tal cual estaba conformada, no desea continuar con el Hogar Don Bosco, pero sí está la posibilidad de conformar una nueva comisión que asuma la responsabilidad y avanzar en un trabajo conjunto con el Municipio, Provincia y la comisión directiva para darle una solución definitiva a esto lo más rápido posible”, insistió Cabrino.

Y aclaró que “las personas que se acerquen a conformar la nueva comisión no necesariamente tienen que ser parte de la iglesia, lo puede hacer cualquier ciudadano que le interese sumarse para trabajar en el Hogar”.

Sueldos
El Hogar pagó sueldos durante más de un año con los REPRO que otorgó el Gobierno Nacional, benefició que culminó en marzo y, a partir de ese momento, el Municipio aportó fondos. Ahora, Cabrino comentó que “avanzamos en la finalización de una auditoría que habíamos acordado con la comisión para terminar de definir el déficit real del Hogar, nos falta alguna documentación que les resta entregar a ellos y así nosotros podemos hacer los depósitos para que paguen los sueldos de junio con los aguinaldos. Eses sería el problema más urgente”.

En el contexto de un posible cierre del Hogar, Cabrino pidió “que todos sean responsables, todos los que estamos involucrados en esto, porque somos todos responsables de las cosas que se publican, que se hacen, que se dicen, porque los que están sufriendo son los 27 abuelos y las 23 personas que allí trabajan, que también tienen la incertidumbre de no saber si van a tener el trabajo o no”.

Y resaltó “por eso pido ser responsables y trabajar en buscar soluciones reales y concretas a esto, ordenarnos en función de buscar la mejor alternativa para el Hogar Don Bosco. Pero también acordamos que esto es un trabajo conjunto, no es solo responsabilidad del Municipio, ni del Gobierno Provincial, ni solamente de la Asociación, vamos a trabajar de manera conjunta para buscar la solución y veremos lo que va pasando”.