La tapa de EL DIARIO de hoy

Los procedimientos fueron realizados por la Policía de La Pampa en conjunto con el Ministerio de Seguridad. Además, se secuestraron 8 vehículos.

Durante el fin de semana largo, la Policía de La Pampa, bajo la coordinación del Ministerio de Seguridad, llevó a cabo diversos controles de tránsito y alcoholemia en diferentes localidades de la Provincia y Puestos Camineros.

Asimismo, se ejecutaron importantes mecanismos de seguridad integral, control y prevención en los Puestos Camineros y puntos estratégicos.

Los operativos preventivos se efectuaron durante todo el fin de semana largo en distintos puntos de la provincia y contaron con la colaboración de las áreas de Tránsito de los municipios, el equipo de Prevención y Protección Vial del Ministerio de Seguridad y los agentes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

En los controles se efectuaron un total de 629 test de alcoholemia donde se registraron 20 positivos y se retuvieron 8 vehículos.

“Es importante subrayar que en los testeos de alcoholemia se registraron altos dosajes de alcohol en sangre, que en ocasiones duplicaron y hasta triplicaron los valores máximos estipulados por la Ley de Tránsito”, indicaron las autoridades.

“Los recurrentes retenes se ubicaron en lugares estratégicos, donde el personal al frente de los mismos se encargó de verificar que los vehículos que circulaban por la zona se encontraran en regla, además de efectivizar los correspondientes testeos de alcoholemia. La finalidad de estas acciones coordinadas yace en profundizar los mecanismos de prevención y control a fin de hacer a la seguridad y bienestar de la ciudadanía”, añadieron.