La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 1 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BENEITEZ - Carlos Gardel Nº 285 - Te: 7-72913
    CHANGO MAS – TIENDA 1100 – Av Perón 2325 – Te: 4-25470 Int 213
    FAERAC – R. S. Peña 881 – Tel 41-8800
    FARMACITY Nº303 – Av San Martín 317
    PASCO ALVEAR – Alvear 146 - Te 4-13266

    GENERAL PICO

    CHANGO MÁS - Calle 319 N° 352 - Tel 431570 int. 213
    PICO - Calle 13 esq. 10 - Tel: 335766 Whatsapp: 2302-536595
    SAN MARTÍN - Av. San Martín N° 345 - Tel: 322841
    VICTORIA - Calle 26 N° 579 e/11 y 13 - Tel: 328241

    TOAY

    SANTA CATALINA - Av. Pres. Juan Domingo Perón 4973

La querella pidió 3 años y medio de prisión para al expiloto de automovilismo, René Dosio en el juicio por abuso sexual. La fiscalía, a cargo de Verónica Ferrero, pidió tres años.

El juicio se llevó a cabo en una jornada. Este lunes 16 de mayo se leerá el veredicto.

El defensor de Dosio, Aldo Díaz pidió la absolución. Hubo fuertes cruces con la jueza Alejandra Ongaro que motivaron un cuarto intermedio.

La querella estuvo a cargo del abogado José Mario Aguerrido. La víctima, Berenice Santos, estuvo presente en la audiencia. También el imputado Dosio.

La defensa -en la audiencia del 2 de mayo- intentó incorporar antecedentes de la víctima, pero la jueza se lo negó lo que motivó el cruce. En el alegato, el defensor intentó esgrimir que la denuncia por abuso fue para que la víctima se quedara con la casa, cuando en rigor, era la dueña de la casa.

Hubo tres testigos en el juicio, propuestos por la víctima. Por el lado de la defensa del acusado no hubo testigos.

Uno de los puntos que se debatieron es la edad de la víctima al sufrir los abusos.

El defensor Aguerrido pidió que se considere un agravante el daño sicológico que le provocó el abuso a la víctima y además que tenía un rol de cuidador. Dosio era el padrastro y la madre de Berenice murió: allí tuvo que convivir con él, y fue cuando se produjeron los abusos motivos del juicio.

Dosio, al ser denunciado, recibió una restricción perimetral, pero inicialmente no le aplicaron la exclusión del hogar de la casa de la víctima (que heredó en 2020), que era habitada el denunciado.

La denunciante -que se tuvo que ir de la casa- se quedó sin ropa y sin pertenencias.

La víctima realizó su denuncia el 8M de 2020. "Hoy me toca mí, estar de este lado, no sé por dónde empezar, porque es un baldazo de agua fría, jamás pensé vivir esto", dijo al contar su historia. Relató que todo empezó con una tragedia familiar: un accidente en la entrada de Córdoba en el año 2015 en el que murieron su madre, su hermana, su abuelo y un tío.

El padrastro, René Dosio, vivía junto a la víctima su, madre y su hermana. Trabajan en la vidriería de la avenida Argentino Valle, negocio que cerró después de la tragedia sufrida.

Al quedarse sin familia, la joven empezó a vivir con Dosio. «En el 2017 este mal nacido abusó de mí, tocando mis partes íntimas y zona genital. Sin comprender absolutamente nada y congelada por la situación, decido guardarlo, con toneladas de vergüenza», confesó.

«Y con miles de preguntas como ¿Estaré loca? Yo me habré equivocado? Será mi culpa? Mi madre podría haber elegido tan mal? Me creerán? Lastimaré a su familia? Me hará daño? Tomará represalias? Y cuaaaantas más», dijo la chica al expresar la desesperación a partir de lo sufrido.

«Pero también pensé en otras mujeres o niñas, niños que podrían estar sufriendo como yo. Para ese momento padecía depresión, abuso de mi vulnerabilidad, situación que me hizo vivir los siguientes 3 años de miedo, de tristeza, de pesadillas, de intentos de suicidio, de ataques de pánico, de odio, de inseguridad, de culpa, de asco a mí misma, de enojo y no sé qué más», añadió.

La joven estudiaba en San Luis al momento de la denuncia. En febrero de 2021, cuando regresó en las vacaciones, hizo la denuncia por el abuso, y pidió la exclusión de Dosio.

«El 24 del pasado mes, luego de muchos días de golpearme la cabeza para asimilar la situación y entender la gravedad de las cosas, me animo a denunciar, esa vez fui yo, pero conozco un número importante de abusos y violencia ejercida por él que se animaron a contarme y que están siendo añadidas a la causa. No era la única y me dio fuerzas», explicó.

«Denuncio el abuso sexual, en la cual pido la perimetral y la exclusión del hogar (o sea, que lo saquen de mi casa, sentido común, para no vivir ni un segundo más junto a la persona que abuso de mi) Repito, mi hogar, heredado de mi madre, escritura a mi nombre», remarcó la joven.

La causa se inició en la Unidad Funcional de Género. Después intervinieron las defensoras Carina Ganuza y Gisela Kondolf. Un juzgado civil (que El Diario aún no pudo establecer a pesar de varias consultas) tomó la decisión de no otorgar la exclusión del hogar.

«Ese mismo día me otorgan la perimetral y al siguiente día me rechazan la exclusión del hogar!!!! Cómo? Qué no saquen a la persona que abuso de mí, de mi propia casa? Sí, así tal cual», relató al contar su caso.

La propia víctima le contó a El Diario que desde el juzgado le avisaron que le otorgaban la perimetral y la exclusión. Pero quince minutos después la llamaron para decir que sólo le daban la perimetral.

Precisamente en los alegatos de hoy, el defensor de Dosio insinuó que la denuncia era con el objetivo de quedarse con la casa. Pero Berenice Santos ya había recibido, luego de la muerte de la madre, la propiedad de la casa.