El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

En medio de la guerra entre La Pampa y Mendoza, otra provincia integrante del Coirco planteó sus dudas sobre el estado actual del proyecto hidroeléctrico. "No se puede avanzar", dijeron.

A la espera del 21 de enero, fecha en que el presidente Alberto Fernández laude en favor o en contra de Portezuelo del Viento tras el pedido formal efectuado semanas atrás por el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, diferentes voces siguen haciéndose escuchar.

Entre ellas la de Fernando Curetti, representante rionegrino en el comité de cuenca del Colorado: "para nosotros no se puede avanzar", sostuvo ante la falta del estudio de impacto ambiental de toda la cuenca que reclaman tanto La Pampa como el resto de las provincias ribereñas.

En Mendoza, y sobre todo en el departamento de Malargüe, quieren que la obra se realicé a como de lugar. De hecho, en las últimas horas, los sureños hicieron saber que en caso de que todo quede en la nada, podrían salir a cortar rutas y a impedir la extracción de petróleo.

Pero, además, en el mismo documento que firmaron la Cámara de Comercio local y dirigentes de distintos partidos, plantean la utópica independización de Malargüe.

El laudo pendiente del presidente Fernández deriva de un reclamo de La Pampa en el comité de cuenca del Río Colorado, donde también hay otras provincias que lo integran: Río Negro, Buenos Aires y Neuquén.

¿Qué opinan las provincias del Coirco, más allá de Mendoza y La Pampa? Al respecto,  el sitio "Memo: Política, Economía y Poder" dialogó con Fernando Curetti, el representante rionegrino en el comité de cuenca del Colorado, quien ratificó que para ellos sería necesario un nuevo estudio de impacto ambiental y que así las cosas Fernández debería laudar en contra.

"Para poder avanzar con Portezuelo hay que terminar el estudio de impacto ambiental integral de toda la cuenca, es decir, unificar el estudio que hizo la provincia de Mendoza con el estudio de impacto ambiental que contrató el Coirco".

"De esa manera, se hace un estudio de impacto ambiental integral que pondría blanco sobre negro, sobre el impacto en toda la cuenca", agregó el especialista. Al respecto, vale aclarar que según Mendoza ese estudio ya se hizo, a cargo de las universidades de La Plata y El Litoral.

Por otro lado, en Río Negro ponen como condición para avalar la obra, que Mendoza amplíe las facultades del Coirco, "ya que es la única provincia que todavía no aprueba la ampliación de facultades del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado".

Curetti consideró que por el momento "no ha habido avances en ninguna de estas situaciones", por lo que "nuestra postura es que hasta que eso no se resuelva no vamos a acompañar la construcción de la obra".

Además, explicó que en "la última reunión que tuvimos en la Casa de Gobierno, con los representantes del Comité Ejecutivo del Coirco con gente de los ministerios del Interior y de Ambiente de la Nación, fue para elaborar una propuesta en conjunto para hacer algún avance", y también para "delinear una metodología de trabajo para poder avanzar, pero quedó todo en la nada".

De hecho, el Curetti reveló que "esa comisión no se conformó y no se volvió a reunir para avanzar en el tema. Desde ese punto de vista, todavía estamos estancados".

Por último, sobre el pedido que hizo Suarez a Fernández, el rionegrino dijo: "Entiendo que el plazo para que el presidente emita el laudo está por vencerse, esa es otra de las cuestiones, pero con respecto a eso, para nosotros no se puede avanzar hasta tanto se puedan resolver las cuestiones que planteábamos al principio", concluyó.