La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 4 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Le dicatron una pena de 8 años y seis meses de prisión y unificaron la condena con una anterior, totalizando 11 años. El ataque se produjo el 14 de febrero de este año y la víctima murió dos semanas después.

General Pico (Agencia) – Un tribunal colegiado condenó ayer en esta ciudad a Cesar Darío Silva (25 años) a la pena de 11 años de prisión efectiva, luego de conmutar la pena con otra anterior, por dar muerte a puñaladas al vecino Luis Eduardo Flores (60), hecho que ocurrió en febrero de este año en inmediaciones de una casilla donde vivía la víctima.

Los jueces Federico Pellegrino, María José Gianinetto y Alejandro Gilardenghi, condenaron a Silva a la pena de nueve años y seis meses de prisión por el delito de “homicidio simple”.  La pena fue unificada con otra anterior, dictada en diciembre de 2020 a un año y seis meses de prisión en suspenso, por lo que se compuso una pena única de once años de prisión de efectivo cumplimiento.

El juicio se desarrolló entre los días 29 y 30 de noviembre del corriente año, con la actuación del tribunal colegiado antes mencionado, la intervención del fiscal Guillermo Komarofki, en su carácter de querellante particular actuó Mauro Fernández y en la defensa al imputado el defensor oficial Alejandro Piñeiro.

Con las pruebas recolectadas y aportadas al debate, el tribunal pudo dar por probado 14 de febrero del corriente año, alrededor de las 16 horas, el imputado César Darío Silva llegó en moto hasta la casilla que habitaba el damnificado, emplazada sobre calle 500 entre 25 y 48, en inmediaciones de la cancha del Club Ranqueles.

Silva descendió de la moto y comenzó a realizar reproches al daminificado, diciéndole que tenía “la culpa de todo”, y mientras Flores intentaba ingresar a la casilla para evadir el acto de violencia, el imputado lo atacó con un cuchillo de unos 20 cm. de largo, asestándole tres puñaladas por la espalda para luego escapar inmediatamente.

No era la primera vez que el ahora condenado agredía a Flores.  Según indicaron testigos en el juicio, el imputado había sido pareja de una hijastra de un hermano del damnificado, y Flores habría salido en defensa de esta mujer cuando Silva la había agredido.  Desde ese momento, Silva hostigó al hombre de 60 años, al punto que la propia víctima le había pedido a una mujer conocida que le escribiera el nombre de Silva en un papel, que guardó y con el que esperó entre sus manos a las primeras personas que llegaron a auxiliarlo tras ser apuñalado, entre ellas su madre.

Producto de la agresión que la víctima sufrió, el 28 de febrero del corriente falleció en el hospital local. El médico forense Rubén Bocchio confirmó que la muerte se produjo por “fallo multiorgánico a raíz de a una sepsis generalizada derivada de neumonía, debido a un hemoneumotórax producido por herida con arma blanca”.  La condición de salud de Flores ya era delicada y eso colaboró en el desenlace fatal, según admitió el propio forense.  El hombre padecía de desnutrición, anemia y era alcohólico crónico.

Crimen Pico 2

Pena

En oportunidad de la realización de los alegatos de clausura, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó una pena de nueve años y seis meses de prisión, que debería unificarse con la condena anterior de un año y seis meses de prisión condicional, en la pena única de once años de prisión de cumplimiento efectivo. La querella adhirió al pedido de pena realizado por el fiscal.

La defensa técnica del imputado, al momento de alegar, adhirió en cuanto a la autoría del hecho por parte de su defendido y también a la calificación jurídica otorgada. En cuanto a la pena solicitó la aplicación del mínimo previsto de ocho años de prisión.

El tribunal consideró como elementos atenuantes en favor del imputado, que resulta una persona joven, trabajadora, de escasa instrucción educativa, con bajo nivel sociocultural y que reconoció la autoría del ilícito imputado.

Por el contrario, consideró como elementos agravantes de la conducta del imputado, la recurrencia a la violencia como medio para resolver sus conflictos, “no solo por lo advertido en el hecho investigado, sino por la condena anterior que pesa sobre el mismo, de reciente data, que trasunta en el uso reiterado de la violencia tanto física como verbal. La condena anterior data de fecha 22 diciembre de 2020 y el hecho aquí imputado se cometió el 14 de febrero de 2021, de lo que se deduce una continuidad en la actividad delictiva, sin haber causado impacto en su conducta la prevención especial que significa una sentencia condenatoria. En cierta medida existe vinculación entre aquella y la presente, dado que uno de los legajos por el que resultó condenado el imputado, obedece a lesiones producidas a su ex pareja”.

“Asimismo, además es preciso considerar la ilogicidad de la conducta desplegada, donde atacó a una persona mediante el empleo de un arma blanca, por cuestiones banales, persona sobre la que ya había tenido actitudes hostiles con anterioridad, aprovechando que era un hombre mayor y se hallaba enfermo”, agregó el tribunal en el fallo.

Los magistrados estimaron que el monto de pena solicitada por el fiscal resultó acorde con la imputación formulada, por lo que consideraron justo y equitativo aplicarle nueve años y seis meses de prisión resulta una pena proporcional.  Y le conmutaron luego la pena anterior completa, porque no transcurrieron cuatro años para cometer el nuevo delito, por lo que Silva deberá cumplir ahora con 11 años de prisión efectiva.