El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El popularísimo vecino santarroseño, dialogando en la dominical mañana de ayer con su predilecto mozo en el restobar de la calle Pellegrini: el dolor por el asesinato de Lucio copa todas las conversaciones de estos días.

Beto Desuque: - Buenas, buenas, buenas… ¿Qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá, qué cuenta la barra, qué se dice?

Mesero: - Hoooola Betito, ¿cómo anda la cosa? ¿Cómo te trata el fin de año?

Beto Desuque: - Acá vamos, Fabio. Ha sido una semanita difícil, ¿no? ¡Cuánto dolor con esto de Lucio!

Mesero: - Uy, ni me digas, Beto… Uno no quiere a veces ni meterse a escuchar o a hablar del tema, por eso que decís, el dolor que causa.

Beto Desuque: - Sí, más vale. Aparte hay tanto palabrerío que uno tampoco sabe qué puede aportar finalmente… Pero es evidente que hay asuntos que se tienen que acomodar un poco. Lo que pasó es muy triste. Pero más triste sería que vuelva a pasar algo parecido.

Mesero: - Vos decís que al menos tanto dolor tiene que servir como experiencia…

Beto Desuque: - Digo muchas cosas, ponele, pero no soy especialista… Aunque el desfile de "especialistas" en los medios porteños ya me saturó también…

Mesero: - ¿A qué te referís?

Beto Desuque: - Digo… desde 600 kilómetros, sin conocer nada, repitiendo incluso algunas de las mentiras que se han difundido, los medios porteños sacan conclusiones, hacen "análisis", especulan y nos explican tooooodo lo que tenemos que hacer…

Mesero: - Y bueno, pero no es nada nuevo, ¿no?

Beto Desuque: - No, más vale, el "panelismo profesional" también es un asunto que nos venden por la pantalla. Un festival de conclusiones exprés. En fin.

Mesero: - Digamos que acá en nuestro territorio también hay aprovechadores…

Beto Desuque: - Y sí. Inevitable. Donde hay sangre, hay caranchos. Hasta Tierno se hace el reaparecido en acción en estos momentos de dolor. Flor de ejemplo.

Mesero: - Por eso me quedo con tus reflexiones: ¿qué decías?

Beto Desuque: - Digo que por lo menos esto tiene que ser una especie de "Nunca Más". Que sea el último infanticidio en La Pampa. Y para eso se van a tener que mirar al espejo unas cuantas autoridades…

Mesero: - Vos decís que fallaron algunas cosas…

Beto Desuque: - No es que lo diga yo, es la evidencia. Desde lo judicial, no sé, ahí están en el debate, veo que se echan culpas entre autoridades y abogados y abogadas… Como sea, alguien no vio lo que estaba pasando. Y se supone que eso es una responsabilidad del Estado, ¿no?

Mesero: - Si vos lo decís…

Beto Desuque: - No, no, insisto: no es que lo diga yo. Es como debe ser. Es lo que dice la ley. Es incluso el sentido común, que a veces está medio torcido. El asunto es que estas cosas hay que prevenirlas, atajarlas, anticiparlas.

Mesero: - Sí, más vale. Es lo que pensaba… Al margen de la brutalidad criminal de las personas involucradas en el asesinato, es como si como sociedad no hubiéramos estado a la altura de las circunstancias…

Beto Desuque: - Ponele. Es que muchas veces se naturaliza. "Las cosas son así", repetimos y todo sigue su camino. Si el pibe entró en Salud lesionado varias veces, alguien debería haber alertado… Es lo que pensamos ahora, "con el diario del lunes". Pero es así. Por eso es importante que ahí haya gente formada y sensible.

Mesero: - Sí, más vale, y lo mismo en otros lugares del Estado que son claves…

Beto Desuque: - ¿Querés un ejemplo contundente? La Policía.

Mesero: - Uy, sí.

Beto Desuque: - La niñez es un asunto prioritario, y los policías y las policías tienen que saberlo y actuar en consecuencia. Las explicaciones que dio el jefe por la falta de intervención parecen una burla…

Mesero: - ¿Eso de que la pifiaron con la dirección?

Beto Desuque: - ¡¿Y qué te parece?! Aparte todo quedó muy a medias, confuso, por no decir manipulado… Difundieron el aviso de un vecino, del día 25 de agosto, en el que no aparecen precisiones sobre la casa, pero parece que hubo otro llamado.

Mesero: - Sí, me dio un poco de mala impresión cuando leí eso que decía el jefe… ¿Cómo es que se llama?

Beto Desuque: - Daniel Guinchinau se llama. Asumió hace poco. Y por lo que sé, no es de dar información ni responder las consultas. Claro, cuando leés lo que dijo sobre este asunto entendés que a lo mejor se lleva mejor con el silencio. Pero no es joda: lo que haga o deje de hacer la Policía en la emergencia es fundamental.

Mesero: - En este caso dice que no intervinieron porque les llegó mal la dirección…

Beto Desuque: - Pero escuchame… si cualquiera de nosotros ante un aviso de lo que sea llegamos mal a una dirección, ¿qué hacemos? Verificamos, rellamamos, chequeamos… Así sea por una estupidez. ¡Con mucha más razón si se trata de un nene que puede estar siendo violentado!

Mesero: - Es como que falta una vueltita de rosca ahí…

Beto Desuque: - ¿Y qué te parece? Lo que falta es esencial: que la Policía también entienda a la niñez como prioritaria, ponele. Que eso que se repite tanto de que son "los únicos privilegiados", sea efectivamente para los niños. Porque a veces los únicos privilegiados parecen los policías, los diputados, los funcionarios…

Mesero: - Bueno, el gobernador ya dijo que no le va a temblar el pulso si tiene que echar a alguien…

Beto Desuque: - Ponele.