El juez de control santarroseño, Néstor Daniel Ralli, condenó a Fabio Eduardo Gandino a tres años y un mes de prisión por ser autor del delito de lesiones graves. El proceso concluyó con un acuerdo de juicio abreviado.

Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, quedó probado que el día 24 de marzo pasado, a la noche, en el interior de una vivienda ubicada en la calle Valerga, en Santa Rosa; Gandino -48 años– le asestó una puñalada en el estómago con un cuchillo a un hombre de 37 años, provocándole una lesión gástrica y una laceración pancreática. La vida de la víctima corrió riesgo y debió ser intervenida quirúrgicamente.

El abreviado fue presentado conjuntamente por la fiscala María Cecilia Martini, el defensor particular Carlos Pérez Funes y el propio imputado, quien admitió la autoría del hecho.

Entre las pruebas valoradas por Ralli figuraron, entre otras, informes policiales de la Seccional Segunda y de la Brigada de Investigaciones, declaraciones testimoniales, actas de allanamientos en los domicilios de la víctima y el victimario e informes médicos.

“A partir del análisis de las pruebas reunidas durante la pesquisa, especialmente los informes médicos sobre las lesiones sufridas (por el damnificado) y el reconocimiento efectuado por el imputado, el hecho quedó debidamente probado”, señaló el magistrado en la sentencia.

En la parte resolutiva del fallo, Ralli dispuso además preguntarle a la víctima si desea ser informada acerca de los planteos que pueda presentar la defensa (salidas transitorias, régimen de semilibertad, libertad condicional, prisión domiciliaria, etc.) antes de que Gandino –sin antecedentes penales– cumpla con la totalidad de la pena.

La causa tiene un segundo acusado, quien podría recibir el beneficio de la suspensión de juicio a prueba –o probation– durante un año. Además debería reparar el daño, a través de una compensación económica, y cumplir con ciertas pautas de conducta durante ese lapso.​