El Grupo “Docentes en lucha” demandó que se sostenga la modalidad virtual de clases “hasta que se vacune a todo el personal, docente y no docente”. En ese reclamo coinciden con la conducción de UTELPa.

Del grupo participan docentes afiliados y no afiliados al gremio mayoritario. “Son muchas y diversas las formas en que se puede presentar la información de manera intencionada. Sobre el tema vacunación desde el gobierno se difunde la noticia de que ‘ya fueron vacunados más de la mitad de los docentes anotados’, cuando en realidad la cifra que debería darse a conocer debería ser sobre cuántos y cuántas docentes recibieron las dos dosis de alguna vacuna, eso significaría estar vacunados realmente, y sin duda es un número mucho menor a los presentados”, señalaron.

“La promesa del gobierno provincial fue que en febrero de este año toda la docencia iba a estar vacunada para así iniciar las clases presenciales sin correr riesgos. La realidad fue que comenzamos las clases de manera presencial con un porcentaje insignificante de docentes vacunados, poniendo en riesgo no solo nuestra salud sino también la de nuestros estudiantes y sus familias”, alertaron.

“En este marco de todavía altos números de contagios diarios nos preocupa además que el índice de positividad diario no baja del 25% (casos positivos sobre total de testeos), mientras especialistas recomiendan que ese índice no supere el 10%. Esto indica que se está testeando todavía muy poco, y que los números de contagios diarios no representan la realidad de manera fehaciente.”, señalaron.

Desprestigio

Además se quejaron porque “vemos con mucha preocupación la campaña mediática que desde el gobierno se lleva adelante buscando desprestigiar el rol docente. Se anuncian resultados de estudios que nadie conoce en profundidad, hablando sobre la labor docente y las condiciones de contagios sin dar detalle alguno, sin hacer públicos de manera completa esos estudios”.

“Exigimos al gobierno provincial que haga públicos detalladamente esos estudios, mostrando su forma de trabajo, las variables estudiadas, etc. Por ejemplo, nos genera muchas dudas un estudio que, a solo 20 días de suspendidas las clases presenciales, puede asegurar que ‘el personal docente y no docente se contagió más durante la suspensión que cuando iban al edificio escuela’”, ejemplificaron.

“El ejecutivo provincial mantuvo caprichosamente la presencialidad cuando La Pampa era la provincia con más casos positivos diarios en proporción del país, negando lo demostrado por el CONICET respecto a que las clases presenciales generaban un aumento de contagios, llegando así a un récord de contagios diarios que superó los 900 casos”, acusaron.

“No podemos permitir que de la misma manera decidan volver a la presencialidad, sin haber vacunado a todo el personal docente y no docente, poniendo nuevamente en riesgo a toda la comunidad educativa. No es para nada menor el dato de que los casos positivos diarios comenzaron a disminuir aproximadamente 10 días después de suspender las clases presenciales”, por lo que, agregan, “nuestra exigencia al respecto fue acertada”

Por último exigen que el “Estado garantice dispositivos y conexión a internet gratuita a docentes y estudiantes, algo que no se ha garantizado en más de un año ya de pandemia. Sin esto, se está violando el derecho de nuestros estudiantes a tener acceso a una educación de calidad”, finalizaron.