La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 3 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AMERICA – Autonomista 1339 – Tel 415060
    CHANGOMAS – Av. Circ. Santiago Marzo 1550- Tel 4-23339
    DEL MUSEO - Pellegrini Nº 174 - Te: 4-13785
    LEAL – Rivadavia 101 – Te .4-20320
    PASCO - Yrigoyen Nº 123 - Te: 4-12910 // 4-22910

    GENERAL PICO

    CENTRO - Calle 12 N° 355 - Tel: 327992
    COLONIAL - Calle 111 Norte N° 448 (esq 10) - Tel: 434551
    URBEM PHARMA - Calle 11 N° 1616 - Tel: 333834
    VIDAL - Calle 33 N° 818 - Tel: 424946

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Una oleada de amenazas de bomba enviadas por correo electrónico ha obligado este lunes a evacuar a docenas de colegios y centros comerciales en Belgrado, en una nueva oleada de este tipo de alertas que el Gobierno serbio denuncia como una "presión" vinculada a su negativa a sancionar a Rusia por su ataque a Ucrania.

El Ministerio serbio del Interior calificó de "guerra híbrida" esta serie de amenazas, que afectó primero a 97 colegios y luego a cuatro puentes de Belgrado, varios centros comerciales, instalaciones de suministro de agua y al aeropuerto de la ciudad sureña de Nis.

Las primeras amenazas de este tipo se produjeron en marzo contra el aeropuerto de Belgrado y vuelos entre la capital serbia y Moscú, pero luego han ido extendiéndose a instalaciones educativas o estaciones de tren.

La compañía aérea Air Serbia es la única de Europa que mantiene conexiones con Rusia y el Gobierno serbio no se ha sumado a las sanciones occidentales, aunque ha condenado la agresión contra Ucrania.

"El objetivo sustancial de estos ataques es que Serbia deje de ejecutar una política autónoma y tome sus decisiones bajo la presión", denunció el ministro serbio del Interior, Aleksandar Vulin, que dijo que también pretenden sembrar el pánico y dañar la economía.

El ministro dijo que estas amenazas suponen un tipo de guerra y afirmó que son "ciberataques masivos, organizados y muy caros".