La tapa de EL DIARIO de hoy

"La mañana en el distrito fronterizo de Rilsk no fue tranquila. Alrededor de las 8, un ataque con morteros fue lanzado contra el puesto de control en la localidad de Krupets", publicó el gobernador de la región.

Un puesto de control fronterizo en la provincia rusa de Kursk, limítrofe con Ucrania, fue atacado este viernes con morteros, declaró el gobernador de la región, Román Starovoit.

"La mañana en el distrito fronterizo de Rilsk no fue tranquila. Alrededor de las 8 (las 2 en la Argentina), un ataque con morteros fue lanzado contra el puesto de control en la localidad de Krupets", publicó Starovoit en su canal de Telegram.

El gobernador señaló que los guardafronteras lograron repeler el ataque, reseñaron las agencias de noticias Sputnik y Europa Press.

Starovoit apuntó, además, que los disparos no causaron daños personales ni materiales.

"Los puntos de disparo han sido suprimidos por nuestra Guardia Fronteriza y nuestro Ejército. No ha habido víctimas o destrucción (en territorio ruso)", puntualizó el gobernador.