La colombiana radicada en Anguil realizó una campaña de 25 peleas, de las cuáles ganó 12 y empató 3. 

“Con mi última pelea en Las Vegas me retiré del boxeo”. Así, Luna del Mar Torroba confirmó que dejará la actividad profesional en donde fue, sobre todas las cosas, una incansable luchadora. Lo hizo en su red social facebook.

La chica que eligió Anguil para vivir después de haber dejado atrás su país natal, Colombia, practicó artes marciales antes de dedicarse al boxeo, cuando Marcela Acuña comenzaba a dar los primeros pasos en un deporte machista. 

Luna conoció a Roberto Pedehontaá y con él los secretos de este deporte en el que poco a poco fue construyendo una correctísima carrera como boxeadora aficionada. “Haber llegado tan alto en un deporte profesional y altamente competitivo con mi escasa preparación física, debido a mis obligaciones laborales, me da una satisfacción personal enorme”, contó Luna. 

“Nunca en mis 11 años de carrera escuché un ‘no vas a poder’ y por eso estoy eternamente agradecida con todos los que me ayudaron, apoyaron y alentaron”, finaliza. 

Luna debutó como profesional el 8 de julio de 2011 con una victoria por KOT sobre Paula Zubiria en Anguil. Hizo una campaña como rentada de 25 peleas, con 12 victorias, 10 derrotas y 3 empates, con dos definiciones antes de tiempo. Tuvo la posibilidad de boxear fuera de Argentina en tres ocasiones. 

En Austria perdió en decisión con Eva Voraberger por el interino WBC gallo el 20 de octubre de 2018; el 9 de febrero de 2019 empató con Ava Knigth en Estados Unidos, y el 1 de noviembre, también del año pasado, perdió en el match revancha. Esa fue, según dijo, su última experiencia con dos guantes e hipotecando su salud fuera de casa.