El atacante cordobés de la Juventus recibió el premio al MVP de la temporada en la Serie A.

El delantero cordobés Paulo Dybala fue premiado como el MVP de la temporada 2019/2020 de la Seria A de Italia, donde se consagró campeón por novena vez consecutiva su equipo Juventus, mientras que el argentino Alejandro Papu Gómez fue elegido el mejor mediocampista, por su destacada actuación con el Atalanta, tercero en el campeonato.

Así lo anunció la Serie A, que tras una votación entre todos los dirigentes de los equipos que la disputan, colocaron a Dybala como el jugador más relevante del campeonato, por encima de su compañero de equipo, el portugués Cristiano Ronaldo.

Hace tres días, el cordobés surgido en Instituto fue premiado como el mejor jugador de julio y ahora fue galardonado como el mejor futbolista del campeonato.

Dybala, de 26 años, anotó once goles y once asistencias en 33 partidos disputados con la Juventus, y cada vez que convirtió, su equipo no perdió (diez triunfos y un empate).

El jugador nacido en la localidad de Laguna Larga tiene cinco títulos de Liga en el conjunto de Turín, más tres Copas Italia y dos Supercopas.

En tanto, para Papu Gómez se trata de un reconocimiento a una fenomenal temporada, donde como capitán apuntaló dentro de la cancha el rendimiento de uno de los equipos sensación como Atalanta, que terminó tercero y revalidó su plaza en la Liga de Campeones para el próximo año.

El volante de 32 años, llegó en 2014 al conjunto de Bérgamo desde el Metalist de Ucrania, pero con el arribo del entrenador Gian Piero Gasperini, modificó para bien su rendimiento e incluso fue convocado para la Selección argentina, en las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

Fueron siete goles y 16 asistencias en la temporada para el Papu, en 36 de los 38 partidos que disputó por la Serie A con Atalanta, donde tiene contrato hasta junio de 2022.

Además, el resto de los premiados fueron: el mejor arquero Wojciech Szczęsny (Juventus); el mejor defensor Stefan De Vrij (Inter); el mejor delantero Ciro Immobile (Nápoli); y el mejor jugador joven Dejan Kulusevski (Parma).