Los jugadores de Macachín, García y Leyes, fueron confirmados en la lista de treinta que fueron preseleccionados con vistas al Mundial de Japón 

El Footgolf en La Pampa no tiene más de dos años, el tiempo suficiente como para que un numeroso grupo de jugadores se apasionaran con esta nueva actividad, una práctica que les devuelve cierto espíritu de la niñez cuando comenzaban a jugar a la pelota.
La mayoría se acercó para curiosear en esta combinación de fútbol y golf. La cancha del Jockey Club a la vera de la Ruta 5, en el acceso este de Santa Rosa, poco a poco se llenó de futboleros con ansias de patear un balón.
Pasaron varios nombres, muchos destacados, pero hay uno que puede resumir esa pasión y es el de Facundo Álvarez, periodista y futbolero de Macachín que contagió ese entusiasmo en su localidad. Primero gestó un grupo de curiosos del pueblo para viajar a Santa Rosa, luego nació la idea de construir una cancha en el pueblo y más tarde llegaron los viajes a las competencias en distintos puntos de la Argentina.
Macachín, por estos días es la capital del footgolf en la provincia. Los frutos de esa pasión ya pueden cosecharse. El pasado lunes se hizo pública la convocatoria de dos jugadores a la Preselección que competirá en el Mundial de Japón del próximo año.
Se trata de Brian Leyes y de Ezequiel García, dos ex futbolistas del Rojo macachinense que se engancharon con el footgolf y en menos de dos años ya recibieron el llamado del Director Técnico, Sergio Vázquez, para estar en una lista de 30 de los cuáles 25 irán a la cita máxima en el Lejano Oriente.
Brian era defensor, jugó en Macachín y en Independiente de Doblas, y en su nueva pasión se destacó en la última Copa Argentina disputada en Roca dónde ganó el primer lugar en individuales y por equipos.
Ezequiel, el "Lechero", era un talentoso delantero, con buen remate de media distancia que le sirvió para hacerse lugar en el footgolf y destacarse entre los mejores de Argentina. Un segundo puesto en un World Tour FIFG 250 que se disputó en Pilar y más tarde un cuarto lugar en un Major 1000 le sirvieron para captar la atención del cuerpo técnico de la Selección Nacional.
Ambos dialogaron con El Araucanito sobre sus inicios y sobre el llamado para integrar un equipo que se prepara para competir en el Mundial de Japón 2021 dónde estarán presentes jugadores de Gran Bretaña, Chile, Suiza, España, México, Japón, Holanda, Francia, Estados Unidos, Rusia, Bélgica, Portugal, Noruega, Italia, entre otros.

"Un juego mental"

Ezequiel García se hizo su lugar y comenzó a aparecer en los portales de noticias después del segundo puesto en el FIFG 250 que se disputó en Pilar. "Conocí este deporte por medio de amigos, Facu (Álvarez) y Dani (Barboza), que comenzaron acá en Macachín. Ambos se largaron a construir la cancha que tenemos en el pueblo. Mi primer torneo fue en diciembre de 2018 en Santa Rosa, fui a jugar y lo ganó como principiante. Ahí me llamó la atención y se me prendió el bichito. Empecé a jugar torneos por Asociación y por Federación. Tuve la suerte de ganar en Macachín, Santa Rosa y General Roca", cuenta García.
El Lechero se anotó luego en un torneo internacional, un FIFG 250 que se jugó en Pilar en agosto de 2019, con jugadores top de la Argentina. "Tuve la suerte de salir segundo y me dije 'tan mal no estoy'. Aquel día fui solo pero me dije: "esto es lo que yo quiero". Volví a sentir lo que vivía cuando jugaba al fútbol que tuve que dejar porque no me daba más el físico", expresó.
A fin de año, se jugó uno de los cuatro torneos más importantes del mundo, el Major 1000 que se disputó en Luján. "Vinieron los mejores del planeta, jugué la última línea con Ben Clarke que hoy por hoy es el N°1 indiscutible del Footgolf. Ahí fui cuarto, fue una locura. Luego ganamos la Copa Argentina en General Roca", repasó.
"Fueron muchos resultados en tan corto tiempo y sé que soy nuevo y que me falta. No tanto en la calidad, sino en lo mental. Este juego es más mental que otra cosa y sé que tengo mucho por mejorar", analizó.
Respecto del llamado del Director Técnico de la Albiceleste, Sergio Vázquez, dijo: "lo de la Selección me sorprende y me llena de felicidad pero también se dio gracias a los resultados y lo que demostré. Un segundo puesto en un FIFG 250 y un cuarto en un Major 1000 ayudó mucho".
"Lo de la citación venía desde hace un tiempo pero por la pandemia estábamos viendo cómo se iba a dar. Desde que me llamaron me puse a hacer gimnasio, a practicar en la cancha de Macachín que no nos cobran nada a mí y a Brian. Cuando podemos vamos a Santa Rosa que es una cancha distinta y la necesitamos. Tenemos que hacer todo el esfuerzo para ir al Mundial. Creo que de 30 que somos viajarán 24 o 25", dijo entusiasmado.

"Un sueño estar en Japón"

Desde hace tiempo Sergio Vázquez había puesto el ojo en Brian Leyes, fue el año pasado cuando lo enfrentó en General Roca y allí el actual entrenador le dijo que tenía condiciones.
"Arranqué a jugar en 2019, en diciembre en la Copa Argentina de clubes ganamos por equipos y en individuales. Ahí conocí a Sergio Vázquez, el Director Técnico de la Selección Argentina, porque nos tocó jugar en contra de ellos. Me vio, charlamos, dijo que le gustaba como jugaba, que tenía muchas cualidades y me prometió que se iba a comunicar conmigo", recuerda Brian.
El llamado llegó en el mes de enero de este año. "Me dijo que estaba adentro de la Selección que tenía que empezar a trabajar más duro, que comenzaba la Liga Profesional y en base al crecimiento se iba a analizar el futuro", relató.
"Con la pandemia se detuvo todo. Después de un tiempo hizo una reunión por zoom, en estos días se dio a conocer la lista que fue pública. Ahora estamos esperando que se retome para jugar en la Liga Profesional. Seguramente tendremos que ir a entrenar allá para poder estar el año que viene en el Mundial de Japón. Hay chances de ir, tenemos un año y medio para trabajar", manifestó.
Con poco más de un año en la actividad, para Brian Leyes fue todo un logro poder estar en la convocatoria a la preselección. "La noticia me sorprendió, me gustó y me puso muy contento, porque en tan poco tiempo que me hayan llamado de la Selección es muy importante. Pero quiero subrayar el apoyo que tuvimos de los compañeros. Los viajes y sacrificios de viajar 12 horas, volver el domingo a las 3 de la madrugada y entrar a trabajar a las 7".
"Nos queda disfrutar de esto, lucharla, pelear y pelear, sabemos que por delante hay jugadores de un gran nivel como Matías Perrone que es el campeón del mundo o Nicolás García que es el N°3, Lucas Loustau y un montón que te puedo nombrar. Trataremos de trabajar lo mejor posible para dejar bien alto a Macachín, a La Pampa y a la Argentina. Será un sueño poder estar en Japón 2021 y representar a la Selección Nacional", finalizó.