El golfista norteamericano, que se accidentó de gravedad, está despierto y consciente.

El golfista Tiger Woods "se encuentra despierto, consciente y recuperándose" tras el grave accidente que sufrió con su automóvil en la ciudad de Los Ángeles, que le provocó múltiples fracturas en sus piernas, por lo que debió ser operado de urgencia en un hospital.

Así se informó en la cuenta oficial de Twitter de Woods donde se publicó un mensaje en el cual se indicó: "Como se comunicó previamente, Tiger estuvo envuelto esta mañana (por ayer) en un siniestro vial en solitario en California".

"Tras ser hospitalizado, se sometió a una operación larga en la parte baja de su pierna derecha y tobillo", escribieron quienes manejan el perfil del golfista y en la carta citaron al Director Médico del Centro Harbor- UCLA, Anish Mahajan, que dio a conocer el estado del deportista.

Mahajan señaló: "Woods sufrió importantes lesiones ortopédicas en la extremidad inferior derecha, que fueron tratadas durante la cirugía. Sufrió fracturas abiertas conminutas tanto en la parte alta como baja de su tibia y huesos del peroné, que fueron estabilizadas gracias a la inserción de una vara. En el tobillo se aplicaron tornillos y pasadores".

"Él actualmente se encuentra despierto, consciente y recuperándose en su habitación. Les agradecemos a los doctores, cuerpo de bomberos y a todos los que apoyaron en este momento", culminó el mensaje.

Woods, de 45 años, manejaba su automóvil cuando por causas que se desconocen se desbarrancó en una ruta que contiene una pendiente pronunciada.

Debido a la destrucción del vehículo, el golfista debió ser rescatado del interior del mismo con pinzas hidráulicas, según confirmó el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD).