La Pampa

La pobreza en Santa Rosa-Toay es del 35,9% y sigue alta la indigencia: 13,2%

El INDEC relevó -en el primer semestre de 2022- que 46.707 personas viven en la pobreza en 12.600 hogares en el conglomerado capitalino pampeano. Y unas 17.168 personas (13.2%) son indigentes en 4.467 hogares (9,1%), por arriba de los indices nacionales promedio. A nivel país la pobreza alcanza al 36,5% de las personas y el 27,7% de los hogares.

La indigencia del conglomerado Santa Rosa-Toay (13,2%) es la segunda más alta de los 31 conglomerados relevados por el INDEC, detrás del 15% de Resistencia, la capital chaqueña. Por debajo de la capital pampeana está Bahía Blanca-Cerri con 12,7% y el Gran La Plata con 12,4% .

El índice de personas en condiciones de indigencia fue de 8,8% en el relevamiento del país

En el conglomerado Santa Rosa- Toay, de un universo de 49.038 hogares y 130.112 personas, el INDEC relevó que 46.707 personas viven en la pobreza en 12.600 hogares. Y unas 17.168 personas son indigentes en 4.467 hogares. 

En el índice de personas bajo la línea de pobreza, en Santa Rosa-Toay el valor del primer semestre del 2022 (35,9%) representa una suba respecto del 33,3% del segundo semestre del 2021 y una baja en relación al 36,8% del primer esemestre del 2021.

En el caso de la indigencia (13,1% en el primer semestre 2022) bajó en relación al segundo semestre de 2021 cuando alcanzó un histórico de 13,8% y una suba en relación al primer semestre del 2021, cuando fue de 9,6%.  

Pobreza e indigencia en el país

El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 27,7%; en ellos reside el 36,5% de las personas.

Dentro de este conjunto se distingue un 6,8% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 8,8% de las personas. Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la EPH, por debajo de la LP se encuentran 2.684.779 hogares, que incluyen a 10.643.749 personas; y, dentro de ese conjunto, 660.494 hogares se encuentran por debajo de la LI, lo que representa 2.568.671 personas indigentes.

Incidencia

Con respecto al segundo semestre de 2021, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,2 puntos porcentuales (p.p.) en los hogares y de 0,8 p.p. en las personas. En el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,7 p.p. en los hogares y de 0,6 p.p. en las personas.

A nivel regional se observó una reducción de la pobreza en la mayor parte de las regiones. La indigencia aumentó en tres regiones y disminuyó en las otras tres. 

Evolución

Teniendo en cuenta que la brecha de la pobreza es la distancia entre los ingresos y las canastas de los hogares pobres, se observó los siguientes indicadores:

Brecha

La brecha de la pobreza de los hogares se ubicó en 37,2%.

El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $58.472, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó $93.177.

La distancia entre los ingresos de los hogares pobres y la CBT aumentó levemente respecto del segundo semestre de 2021.

En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, se destaca que un poco más de la mitad (50,9%) de las personas de 0 a 14 años son pobres.

El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 43,3% y 32,0%, respectivamente. En la población de 65 años y más, el 12,1% se ubicó bajo la LP.

Grupos de edad

Las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en las regiones GBA y Cuyo, 37,0% cada una; y Noreste (NEA), 36,7%. Las menores, por su parte, se registraron en las regiones Patagonia, 31,4%; y Noroeste (NOA), 36,0%.

Tanto en los aglomerados de 500.000 y más habitantes como en los de menos de 500.000 se observó una reducción de la pobreza de 0,2 p.p. con respecto al segundo semestre de 2021.

Regiones

Dado que la incidencia de la pobreza y la indigencia resultan de la capacidad de los hogares de acceder a la canasta básica alimentaria (CBA) y a la canasta básica total (CBT) mediante sus ingresos monetarios, se observó que, con respecto al semestre anterior.

Es decir, los ingresos en el período estudiado aumentaron a un nivel similar a la CBT, lo que dio lugar a la reducción de la tasa de pobreza; y menos que la CBA, lo que explica el aumento de la tasa de indigencia del conjunto de la población en el promedio del semestre.

En promedio, el ingreso total familiar aumentó un 29,1%. Las canastas regionales promedio aumentaron 33,8% (CBA) y 29,0% (CBT).

También te puede interesar...