La Pampa

Desbaratan frigorífico clandestino de caballos en Toay

Hay tres personas involucradas, hermanos de apellido Agüera. Una está imputada y los otros dos, notificados en libertad. El operativo se realizó con personal policial de Seguridad Rural, de la Brigada de Investigaciones, de la Dirección de Ganadería y del SENASA

Un frigorífico clandestino de caballos, ubicado en la zona de quintas de Toay, fue desbaratado por la policía. En el lugar se encontró un animal recientemente faenado, tres freezers con pulpa de caballo y también varios kilos de carne picada para elaborar hamburguesas.

En el operativo intervinieron unos 50 efectivos policiales, entre los de la Brigada, Seguridad Rural y el Grupo Especial. También se dio intervención a personal de la Dirección de Ganadería de la provincia y del SENASA.

"En el lugar se pudo constatar la existencia de varios caballos cubiertos con silobolosas, uno recién faenado y se puede observar que carecen de todo tipo de medidas de higiene", dijo a El Diario el jefe de la Brigada, Comisario Inspector Horacio Cabrillana.

Se realizaron cuatro allanamientos, tres en la zona quinta y uno en la calle Moreno al 700. Además, se secuestraron tres armas largas y un revólver con municiones.

"Es un frigorífico al aire libre", agregó el jefe policial. Incluso, en las imágenes del procedimiento se pueden ver gallinas en el mismo lugar donde se faenó el animal, picoteando de los restos en el suelo.  

"Hay una persona imputada y dos notificados en libertad, todos hermanos, por la ley 817, de productos cárnicos, y también por la 14.346, de Maltrato animal, porque al caballo lo mataron a hachazos", detalló Cabrillana. Esta calificación tiene como pena máxima dos años de prisión. Además, los detenidos tuvieron cargos por tenencia de arma de fuego.

En el lugar se detectó también una canaleta de cemento, debajo de donde colocaban los animales faenados, para que escurra la sangre por desnivel, y otros 5 caballos encerrados. "Esto no es un solo animal. Está todo preparado para buscar los caballos, faenarlos y venderlos los cortes", indicó el jefe policial.

En el interior del lugar, hallaron tres freezers con cortes congelados – sería pulpa de caballo-, y carne picada para preparar hamburguesas y albóndigas. En total se decomisaron entre 400 y 500 kilos de carne. "Esto es muy peligroso porque se pueden contraer enfermedades graves por consumir carne faenada de esta forma. Por eso se trabajó con gente de SENASA", añadieron desde la policía. 

También te puede interesar...