La Pampa

Apelaron la prisión domiciliaria de Carlos Luján Sosa

El Ministerio Público Fiscal y la parte querellante impugnaron la decisión del Juez de Ejecución Penal, Martín Saravia, de otorgarle la prisión domiciliaria a Carlos Luján Sosa, condenado a cadena perpetua por ser el instigador del crimen de Griselda Cabal ocurrido en Villa Martita. Ahora, la decisión está en manos del Tribunal de Impugnación Penal.

Tal como publicó El Diario, la defensa de Sosa había solicitado la prisión domiciliaria el pasado 25 de julio pasado por "razones de salud" y, luego de haber rechazo los planteos en cuatro ocasiones anteriores, el juez Saravia resolvió otorgarle ese beneficio el 3 de agosto.

Los argumentos fueron que el Cuerpo Forense entiende necesario hacer estudios que "diagnostiquen las patologías que dice tener". También se pidió un informe psicológico.

La fiscalía se opone por entender que "no toda enfermedad habilita la prisión domiciliaria". Y que Luján Sosa bien podía ser tratado en el establecimiento carcelario.

"No se encuentra acreditado que su dolencia no pueda ser tratada en prisión, ni que no se pueda recuperar adecuadamente y no requiere hospitalización", explicaron a este diario desde el Ministerio Público Fiscal.

Ya en su resolución, el juez Saravia justificó el "efecto suspensivo" de su decisión en la necesidad de contar con un "doble conforme ante el Tribunal de Impugnación", el cual, según planteó, asegura un mejor análisis jurídico.

En cuanto a la duración de la prisión domiciliaria, en caso de otorgarse, dijo que "no debe establecerse un plazo de duración", ya que -de acuerdo a la ley- el cese de la medida se adopta "cuando los resultados de la supervisión efectuada así lo aconsejaren o cuando se modificare cualquiera de las condiciones y circunstancias que dieron lugar a la medida".

¿Desnutrición?

El pedido de prisión domiciliaria fue presentado por el abogado Román Fiorucci, quien patrocina a Sosa, de 66 años de edad, detenido en la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal.

Uno de los informes médicos, elaborado por dos profesionales, indica que Sosa presenta "un deterioro grave en su estado de salud (...), con avance importante en su desnutrición severa y dificultades físicas severas". También dicen que no tolera alimentos sólidos: "solo leche".

Otro informe, de una médica forense del Poder Judicial, sostuvo que Sosa tiene un "estado de salud regular con déficit nutricional moderado, con síndrome de impregnación y consuntivo y con probables patologías que se deberían estudiar que han adquirido el carácter de crónicas".

"Se sugiere el estudio de patologías mencionadas en institución médica, para realizar diagnóstico de enfermedades sospechadas y mejorar su estado de salud, siendo que actualmente se encuentra en estado de inmunosupresión con probabilidad de contraer infecciones y otras dolencias por su estado de salud actual...", añadió la profesional.

El crimen

Carlos Luján Sosa fue condenado a cadena perpetua por el homicidio de Griselda Fuentes Cabal y causar heridas graves a Eduardo Ros. El caso se conoció como "El crimen de Villa Martita". Ocurrió el 14 de mayo de 2014.

La investigación judicial determinó que Diego Fernando López (22) recibió un pago por parte de Sosa para matar a Ros. Pero en el intento disparó y mató a Griselda Cabal, pareja de Ros, cuando estos llegaban a la casa ubicada en la colectora de la ruta 5.

Gastón Soria, un empleado público de 32 años, lo esperaba en un coche y fue detenido por la Policía.

La justicia determinó que López fue el autor material, Soria el cómplice -porque llevó a López al lugar del crimen- y Sosa el autor intelectual o instigador: les habría pagado a uno y otro la suma de 30 mil y 15 mil pesos, respectivamente.

La pena que le aplicó el tribunal que lo juzgó a Sosa fue de prisión perpetua. La misma pena les fue aplicada a López, como autor material, y a Soria, como partícipe primario.

También te puede interesar...