La Pampa

"Cuando jugamos con un niño deja de llorar somos felices"

Las Voluntarias de Pediatría del Molas cumplen 25 años este jueves. "En esta actividad se viven momentos que te gratifican y llenan el alma, como por ejemplo sacar una sonrisa a un niño que está atravesando una enfermedad", cuentan.

"Cuando pasamos por la habitación y un niño deja de llorar porque le dimos un juguete o jugamos un rato con él, somos felices", dice Mirta. 

El grupo de voluntarias de Pediatría del Hospital Lucio Molas cumple este jueves 25 años desde su conformación. Mirta Germignani, coordinadora del grupo, le contó a El Diario que se constituyeron el 11 de agosto de 1997, fue una mamá quien estuvo con su hijo internado, y evidenció la necesidad de aportar juegos y alegría en el acompañamiento a los niños y familias.

A través del Servicio Social con la coordinación de la Licenciada Claudia Avagnale, comenzaron las madres fundadoras, Marisa Vertanik, Ana M Pierri, Olga Gimenez y Claudia Zelarayá

"Sembrando conciencia en nuestros propios hijos, donábamos juguetes, en buen estado, que ellos mismos disponian para que otro niño disfrutara. Más tarde llegarían las campañas en escuelas, clubes y para toda la sociedad, de recolección de juguetes, revistas, y hasta ropa para la sala", contó Zelarayán.

"Pudimos compartir experiencias, visitando otros Voluntariados, como los del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez, y Garraham, de Buenos Aires y también con el Voluntariado del Hospital Centeno de General Pico", agregó.

En la actualidad hay 16 voluntarias activas, Mica, Ana, Cecilia, Emi, Fernanda, Griselda, Isa, Marcela, Maria del Carmen, Maru, Norma, Perla , Pety, Susy y Vivi.

"El objetivo del grupo es principalmente la recreación de niño durante el período de internación, la contención de la familia y ayudar a cubrir las necesidades q se presentan en el Servicio ya sea de las familias como del servicio mismo, en la medida de nuestras posibilidades", explicó.

Y contó que asisten de lunes a viernes al hospital visitando a todos los niños internados, ofreciendo juegos, lectura, y todo tipo de elementos que sirvan para entretenerlos y aliviar su estadía. Interactúan con ellos y sus familiares.

"En el año 2012 comenzamos una actividad que nos solucionó el tema de como solventar nuestro funcionamiento. Todo comenzó en el Instituto de Seguridad Social, en el área de DAFAS, quienes en el marco de una Ley de responsabilidad social, nos eligieron destinatarias de todo el papel que se descarta en dicha Institución, ese fue el comienzo, esto nos posibilitó la compra de un tv para cada habitación en Pediatria! Era un sueño que teníamos pero nunca llegábamos con el dinero! Y desde allí no paramos", relató Germignani.

Explicó que compraron también una heladera y un microondas para uso de la gente, colocaron cortinas en todas las habitaciones, compraron colchas, ayudaron con la pintura y el embellecimiento del Servicio. Colocaron un TV en la sala de espera.

"El boca a boca que le dicen, nos trajo la donación del papel de muchas otras instituciones, Colegio medico, Vialidad Provincial y Nacional, Registro de la Propiedad inmueble, Tribunal Federal, Tribunal de Cuentas, Consejo de Ciencias Económicas, Fepamco, Anses, Catastro, YPF Aeropuerto, Inspección de Escuelas, Dirección de Turismo, Seguros Bonaveri, Subsecretaria de Educación, Rentas, Diagnosis, Correo, Rotary, Amusin, Asociación crecer juntos, fabrica de remeras deportivas, y la gente que nos conoce y nos llama. Hay quienes lo hacen en forma continua y otros más esporádicas, pero son muchos y nos rinde muy bien", aseguró la coordinadora.

"Hemos logrado implementar un mecanismo de recolección para lo cual DAFAS nos ayuda a trasladarlo con un vehículo y empleados que nos ayudan en esta tarea un día a la semana, además de las voluntarias que pueden recogerlo. Este material se vende a una papelera de Toay, quien lo vende a una fábrica de papel higiénico de Buenos Aires", detalló.

Las voluntarias cuentan con un espacio físico en el hospital donde guardar sus elementos. Está en el edificio viejo donde funciona la Dirección-

"Es una tarea diaria de lunes a viernes y además como festejamos los días emblemáticos como día de la madre, del padre , de la Sanidad, Navidad, Reyes, de la Niñez, etc. Si esto ocurre un domingo asistimos esos días! También acudimos cuando nos piden colaboración en Neonatologia y en Rehabilitación", precisó.

"Hubo socios, comisión directiva, reglamento de funcionamiento, etc. etc. Hemos realizado viajes en grupo de encuentros y capacitaciónes concurriendo al Hospital de Niños en Buenos Aires y al Garrahan. Para ello Salud Publica nos proveía el transporte. Nuestra relación con el personal que se desempeña en el Servicio es muy buena! Con mucho respeto y cordialidad", aseguró.

"Desde que se creó el grupo han pasado muchas voluntarias!. Las más viejas orientamos a las más nuevas. Hoy no tenemos comisión directiva, tampoco socios, trabajamos consensuando las propuestas y tratando de no perder el objetivo de nuestro grupo, con nuestra impronta, con nuestro esfuerzo, en la certeza que las personas van y vienen! Y lo importante es que el grupo persista en el tiempo", valoró.

Finalmente, mencionó que "ser voluntaria es un acto de solidaridad que te permite intercambiar tus habilidades y fortalezas para brindar una mano a quien necesite de tu ayuda. En esta actividad se viven momentos que te gratifican y llenan el alma".

"Como por ejemplo sacar una sonrisa a un niño que está atravesando una enfermedad. Pasás por las habitaciones y escuchas que un niño llora porque está molesto. Le dejamos un juguete, algo para pintar, un librito de cuentos y al ratito ya no llora! Se calma! Juega! Y nosotras somos felices", concluyó.

También te puede interesar...