La Pampa

Colocaron una Estrella amarilla en General Pico

''

La señal fue colocada en la esquina de calles 18 y 23, donde murió Marcelo torres, un exfuncionario municipal. “Esto tiene que ser un símbolo y que todos tenemos que tomar conciencia", expresó la esposa de la víctima.

La intendenta de la ciudad, Fernanda Alonso participó ayer por la mañana del acto organizado por la Fundación Estrellas Amarillas en el lugar donde hace tres años atrás perdió la vida en un siniestro vial Marcelo Torres, quien fuera funcionario del Municipio. Durante la actividad se colocó una estrella amarilla en la calle 18 y 23,

Estuvieron presentes además Silvia González, fundadora de Estrellas Amarillas y su representante local, Zulma Aimoneto. Acompañaron también la diputada nacional Melina Delú; el viceintendente, Daniel López; el secretario de Gobierno Pablo Pildain; el director de Prevención y Convivencia Ciudadana, Pablo Gandino; la esposa de Marcelo Torres, María Eugenia Sade, su mamá y sus hijos.

“Queríamos acompañar a Silvia González, de la fundación Estrellas Amarillas y a familiares de Marcelo Torres, quien fue funcionario del Municipio. Hoy nos toca pintar una estrella más, que se suma a las muchas que hay en la ciudad. Lamentablemente Marcelo Torres, fue una de las tantas víctimas de un siniestro vial, y desde el Municipio sentíamos la necesidad de acompañar esta actividad que se está llevando adelante”, expresó ante la concurrencia el director Pablo Gandino.

“Desde el área donde me toca estar hoy como funcionario, la Dirección de Prevención y Convivencia Ciudadana, que depende de la Secretaría de Gobierno, trabajamos desde el inicio, en las campañas de concientización y de prevención, con la participación del Programa cabildo XXI, con el objetivo de generar conciencia en las personas que hoy en día conducen motos, autos y también en los peatones. Desde el Municipio se está trabajando fuertemente en este aspecto, tenemos que poder prevenir este tipo de siniestros que terminan con víctimas fatales”, aseguró el funcionario municipal.

Imprudencia

María Eugenia Sade, esposa de Marcelo Torres, brindó un crudo testimonio de lo que significa perder a un ser querido en un siniestro vial que podría haberse evitado, cumpliendo con las normas de tránsito vigentes.

“Todos los que estamos acá, poquito o mucho, lo conocimos a Marcelo o el loco, como todos le decíamos, y la verdad que recordarlo de esta manera me llena el corazón de amor, como el que sentí durante todos los años que estuve al lado de él”, dijo la mujer. Y agregó que “en estos tres años en los que él no está, me generó demasiada impotencia saber que no podía hacer nada para que él vuelva a estar entre nosotros, que realmente se había ido, y que no iba a volver nunca más”,

María Eugenia dejó como mensaje que “esto tiene que ser un símbolo y que todos tenemos que tomar conciencia. Tal vez les hable desde el dolor… pero esto no fue el destino, como escuché decir muchas veces, esto pasó por un acto de imprudencia. Les pido a todos que cuando lleguen a una esquina, frenen, era lo único que tenía que hacer la persona que se llevó a Marcelo, si esa persona hubiera frenado, hoy estaríamos reunidos por otro motivo”.

La mujer de la víctima pidió que “cada vez que vean una estrella amarilla recuerden que se fue una persona que no se quería ir, que se fue porque alguien cometió un acto de imprudencia. Este nene que está parado aquí a mi lado, iba con Marcelo en el accidente y jamás se va a olvidar cómo vio morir a su Papá. No se fue Marcelo Torres, se fue el hijo de Magdalena y de Julio, se fue el papá de Luisina y de Alexis, se fue el marido de María Eugenia, un joven de 50 años que tenía una vida por delante y que estaba en el mejor momento de su vida, por eso les pido que tomemos conciencia y seamos prudentes, nadie está exento de que esto le ocurra”.

También te puede interesar...