La Pampa

"O vamos juntos o nos hacen boleta"

El exgobernador Rubén Marín consideró que no habría que despegar las elecciones provinciales de las nacionales el año próximo. "Al peronismo le falta un poco de política", planteó.

El exgobernador Rubén Marín apareció este viernes por la mañana en un acto recordatorio del fallecimiento de Juan Domingo Perón. Alli, fue abordado por la prensa.

acto marin

Consideró que el peronismo "está intentando" dar respuestas a la coyuntura, pero estimó que "que no es fácil, como siempre al peronismo le toca arreglar, el despelote y el desastre lo hacen otros y el peronismo tiene que venir a arreglarlo, en una sociedad conmocionada, como está”.

acto1

“A eso hay que sumarle la pandemia, que ha dejado en la epidermis social una situación incómoda”, dijo.

Consultado sobre las diferencias internas en el Frente de Todos, Marín evaluó que en la provincia "está como en todos lados. El pampeano, de alguna manera, no es tan torpe, para saber que o vamos juntos o nos hacen boleta. A veces andamos mejor, a veces, pero por ahí nos juntamos".

"Yo hace rato que no hablo, con ninguno de los dos. Cuando tenga necesidad, hablaremos", respondió, consultado sobre si había conversado con el gobernador Sergio Ziliotto o el exgobernador Carlos Verna.

"Los peronistas todos quieren ser reelegidos, todos quieren ser gobernadores, ministros. Hay vocación de poder y además, en una provincia como la nuestra, que es pequeña, un tipo que juntó a veinte personas, quiere ser diputado. Habrá que preguntarle a él . No conozco detalles, estuve 40 días internado y te puedo contar de la pieza en la que estaba, era tres por tres, mirando el techo todo el día", ironizó, consultado sobre una eventual reelección del gobernador Sergio Ziliotto.

"Creo que La Pampa ha hecho un esfuerzo importante y desde el orden nacional se han comportado bien con La Pampa, con respecto a obras y en otro orden de cosas, algo que no ocurrió antes, con Macri, donde no se hizo una obra. Me parece a mí que al peronismo le falta un poco de política, de tener reuniones para informar a la sociedad sobre detalles, que solo encontrás en el diario", deslizó.

En cuanto a la posible reelección de Luciano di Nápoli en Santa Rosa, fue lacónico: "No tengo idea, porque no hablé nunca con él. La vez que quise hablar no me atendió, no tengo ni idea".

Las próximas elecciones "van a ser difíciles, no será como en otras oportunidades. Es mi impresión".

"Creo que se puede separar las provincias del contexto nacional, todos hablan del contexto nacional y quieren despegarse. El hecho de querer despegarse del contexto nacional, es dar un índice que en el orden nacional no va a ir bien. Creo que no es bueno. Yo soy peronista en las buenas y en las malas y en las malas, laburo más para hacerlo bien. Yo nunca dividía elecciones, es faltarle el respeto a la gente, es decirle te dividimos porque son tan boludo que no sabés a quién votar y te dividimos para que te ubiques, es faltarle el respeto cívico a la sociedad. En 1983, Alfonsín ganó y nosotros en La Pampa. La sociedad pampeana, vota a quien tiene que votar", concluyó.

Perón

"Este es un día que tiene un significado especial para el peronismo, un día que dolió mucho, no solo para el peronismo, sino para la sociedad argentina, en un momento especial, donde la situación estaba muy compleja en la sociedad”, reflexionó el veterano dirigente.

“Indudablemente, su muerte tuvo un gran impacto. Veníamos algo de lo que hace falta ahora. Se habían sentado dos grandes, Balbín y Perón y había distendido a la sociedad argentina. Eso ocurre cuando tenés liderazgos totalizadores: Balbín en la Unión Cívica Radical y Perón en el resto del sector peronista", evocó.

"Ahora hay un cambio generacional muy importante. Una persona de la edad mía, te hablaría de Perón y punto. Ahora los jóvenes tienen otra formación, otra sociedad, cambios generacionales que tienen incidencia en la política. No conocieron a Perón, son situaciones que vivieron sus padres y eso hay que analizarlo, para ponerse en un contexto generacional que existe”, comparó.

“El peronismo tiene las bases sociales que planteó Perón. De ahí no salís, se han querido desvirtuar y a veces la acción de gobierno no ha satisfecho lo que pretendía la sociedad. El peronismo es un partido social, popular y cristiano. Con Macri, no se hablaba de populismo, se trató de denigrarlo al peronismo y que ha sufrido un embate importante, en una situación del país, que está tan difícil y todavía no la hemos acomodado”, lamentó.

Planes

Finalente, Marín se metió en la polémica por los planes sociales que se instaló desde la semana pasada a partir de declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández. "Creo que nació mal. No solo por problemas actuales, sino cuando nació. Creo que es un error quitar los planes sociales al gobierno. En eso tiene razón Cristina, ahora, pero tendría que haberla tenido antes", dijo.

"Te encontrás con que el Gobierno paga los planes sociales e indudablemente, políticamente los manejan otros. No lo entiendo. Yo en La Pampa, lo evitaría. No porque molesten quienes los dirigen o no. Creo que es un fraude a la sociedad, que paga los impuestos, elige a un gobierno para eso y debe tener la responsabilidad de atender la acción social. Si no, te encontrás con que se arma un aparato social acá, allá otro, vos apretás de este lado, yo del otro. Es mi concepto, pero no es de ahora, sino desde que los sacaron. A veces lo sacan para tener réditos políticos y luego no se puede sacar. Andá a sacar los planes ahora, donde te juntan 600.000 o 700.000 personas", reflexionó.

También te puede interesar...