Deportes

“Queremos construir mejores personas”

''

Facundo Epinal, capitán del plantel superior de Santa Rosa Rugby, habla de cómo trabajan en la institución.

“Tratamos de inculcar valores deportivos y personales; elaboramos encuestas que recibimos de parte de la Unión Argentina de Rugby para trabajar sobre situaciones de violencia; estamos en actividad, siempre, ocupándonos. Y el club, de ser necesario, toma medidas sea quien sea la persona. Nos importa el rugby como deporte, pero también ocuparnos de otras cosas”.

Facundo Epinal es el capitán del plantel superior de Santa Rosa Rugby. Es un líder para muchos de los chicos que ven a ese talentoso back correr y correr para dejar la pelota en la zona del ingoal contrario. Lo festeja si es legal y no se hace dramas si el juez pita una acción ilegal. Lo acepta como parte de este juego en donde hay ganadores y perdedores después de 80 minutos.

Así como es parte de este deporte, y desde el liderazgo de ser el hombre que conduce, el capitán del barco en altamar, entiende a qué nudos poner la nave y para donde rumbear.

El año comenzó con tormentas, Facundo Báez Sosa fue salvajemente agredido por un grupo de rugbiers y la Unión Argentina de Rugby fortaleció su acción para comenzar a ponerle fin a este tipo de comportamientos.

Lanzó el Programa 2030 en donde busca, a través de los clubes y sus referentes, que el rugby de manera integral sea ejemplo en el deporte y la sociedad. Ese mandato, que llegó a Santa Rosa por la Unión de Rugby del Sur, se acopló a los trabajos que ya la misma institución promocionaba.

“Hace tiempo nosotros como club venimos haciendo cosas”, le cuenta Facu a El Diario. “Hemos participado en acciones solidarias, queremos meternos en esas actividades para ayudar a la gente. Este año con la pandemia, participamos en dos actividades, gracias a convocatorias. Una a principios de año, y otra recientemente para Navidad. Nos pone contentos aportar granito de arena para ayudar a personas que lo necesitan. Apuntamos, a través de experiencias, a construir mejores personas”.

En su momento, Santa Rosa escribió un hito en el deporte ya que participó de la experiencia Espartanos, un programa nacional de reinserción social de personas privadas de la libertad. Y todo a través del rugby. El programa liderado por el abogado y ex rugbier Coco Oderigo fue creado 11 años atrás. Y en la ciudad SRR recogió el guante y apostó por esto.

“Fuimos el primer club del interior del país en ser partícipes del programa que inculca valores de este deporte en gente que está privada de su libertad para integrarse luego. Eso, también, es algo que nos pone muy contentos”, aporta.

Todo se transforma

Jorge Drexler dice que nada se pierde y todo se transforma. Y que cada uno da lo que recibe y después recibe lo que da. Son cuestiones simples. Como transitar en la vida y el deporte de una misma manera, casi en sintonía.

Sin embargo el deporte convive con signos que pinta la sociedad. Aunque no todo es igual, parece ser lo mismo para el común de mucha gente.

“Se marca, creo, al deporte. Además del rugby, también al fútbol, al boxeo, al básquet… En lo personal veo que los clubes tratan de hacer un trabajo de transmitir valores a la sociedad. Y eso, con el tiempo, va cambiando” dice el capitán.

Enseguida mira en retrospectiva Tri Nation y el escándalo tras el no homenaje a Maradona de Los Pumas y los viejos tuits de tres referentes: Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino.

“Es la nueva discusión. Si me preguntás a mí, te digo que hicieron comentarios que son inaceptables y opuestos a los valores de este deporte. Se equivocaron. Pero así como se equivocaron, tengo que decir que se disculparon y asumieron sus errores. La cabeza del ser humano cambia, y cambia la forma de pensar. Si Matera no hubiese cambiado, tal vez no hubiese sido capitán de Los Pumas”.

“En mi caso comencé a los 15 años a jugar a este deporte. Desde ese momento absorbí los valores del rugby, pero más que nada me enseñó el club, que fue el que me dio las herramientas para jugar, por ejemplo, en Europa. Ahora soy capitán de un plantel superior y eso es un orgullo, ya que represento los valores club” dice.

Facundo entierra la asociación rugby = deporte de elite de inmediato. Y suma ejemplos. Las campañas para ayudar a los que menos tienen, las becas a jugadores que no pueden pagar una cuota social y el mensaje de brazos abiertos: “En Santa Rosa Rugby todos son bienvenidos. Nadie deja de venir por una cuestión social. La gente quedó con la imagen del deporte de hace muchos años, pero desde la Unión Argentina de Rugby hay muchas planificaciones para que este deporte sea ejemplar, para que sea menos violento, para que sea más justo y más sano”.

Las campañas

Santa Rosa Rugby volvió a participar de dos campañas solidarias. Son acciones que les permiten insertarse como actores sociales entre individuos y familias con menos recursos. Son, en el calendario anual, dos citas obligadas.

La primera de las campañas fue impulsada por el club con una donación de papas que fue al barrio Santa María de La Pampa. Se realizó a principios de año y el impacto fue buenísimo.

La segunda, días atrás, denominada Corazón a corazón, con ayuda de Fundación Fundalhum, ex alumnos del colegio Don Bosco, el colegio María Auxiliadora, Santa Rosa Rugby y La Pampa noticias.

“Estas son cosas que podemos hacer como deporte en la sociedad. La otra parte del rugby. En esta última campaña garantizamos que mil trescientas familias de Santa Rosa van a tener su caja navideña. Como dije, nos importa el rugby como deporte, pero también ocuparnos de otras cosas”.

También te puede interesar...